«La violencia machista nos preocupa a diario, pero hay más casos en las fiestas»

Entrevista > Teresa Soriano Ballester / Responsable del área de Feminismo, Sexualidades e Identidades Diversas de Podemos Elche (Elche, 7-junio-1967)

- Escrito el 06 agosto, 2018, 3:00 pm
7 mins
La integrante de la formación morada aplaude la medida del Ayuntamiento de Elche de establecer ‘puntos violeta’ en las fiestas para tratar de prevenir las agresiones sexistas

La violencia machista es una de las mayores lacras de la sociedad. Por ello, el Ayuntamiento de Elche ha desarrollado un plan de actuación dentro del dispositivo de seguridad de las fiestas de agosto para tratar de evitar agresiones sexuales. La principal medida son los ‘puntos violeta’, espacios informativos de prevención y acompañamiento para posibles víctimas. De este modo, el Consistorio recoge una de las propuestas de Podemos Elche para que las mujeres puedan vivir la semana grande ilicitana de forma más segura.

Teresa Soriano, responsable del área de Feminismo, Sexualidades e Identidades Diversas de la formación morada, aplaude la iniciativa, cada vez más extendida en grandes eventos, pero subraya que la violencia machista es una “preocupación diaria”. Indica la necesidad de los ‘puntos violeta’ por las “condiciones particulares” de las víctimas y resalta la importancia de que éstas reciban la atención de “personas formadas en género” por su trato más cercano.

Llega agosto y con ello, las Fiestas de Elche. Tiempo de celebración, pero también de preocupación por el riesgo de casos de agresiones machistas.

La violencia machista nos preocupa a diario. Pero se dan más casos durante las fiestas, cuando hay más aglomeración de personas, en un ambiente más distendido y con la influencia del consumo de alcohol y puede que de otras sustancias, aunque esto último no es motivo.

El Ayuntamiento de Elche ha recogido su propuesta de establecer ‘puntos violeta’ en las fiestas. ¿En qué consisten?
«Los ‘puntos violeta’ son espacios informativos de prevención y acompañamiento para posibles víctimas de casos de agresiones»

Es un espacio informativo de prevención y acompañamiento para posibles víctimas de casos de agresiones. El año pasado, fue la primera campaña que hizo el Ayuntamiento, en colaboración con la Concejalía de Juventud. Funcionó a través de voluntarios y pensamos que los encargados deben ser personas formadas en género que sigan un protocolo. Evidentemente, en conocimiento de la policía y los hospitales.

Las personas que acudan a los ‘puntos violeta’ serán atendidas por personas formadas en Igualdad. Supone algo positivo.
«Cuando una mujer sufre una agresión, no es lo mismo llamar a la policía que estar con alguien formado en género. Sobre todo por el trato a la víctima»

Sí, sobre todo al saber tratar a la víctima. Las víctimas de una agresión sexual o violencia machista tienen unas condiciones particulares. No es igual que la víctima de un robo, por ejemplo. Deben tranquilizarlas tras lo ocurrido y realizar un acompañamiento constante. Cuando una mujer se encuentra en un estado de nervios y shock tras una agresión, no es lo mismo llamar a la policía que estar con alguien formado en género.

¿Por qué?

No dudo del trabajo de la policía, pero, por ejemplo, ¿vas a llamar a la policía para decir que un grupo de chicos no paran de seguirte y tocarte el culo? Desde el ‘punto violeta’ eso se considera una agresión machista. Las Fuerzas de Seguridad del Estado imponen más a la hora de contarlo. En los ‘puntos violeta’ es más fácil relacionarte y contar lo que te está ocurriendo, porque hay personas que te entienden y saben de lo que estás hablando.

Los ‘puntos violeta’ son un movimiento que se ve cada vez más en los festivales y fiestas de ciudades.

En los festivales musicales, los movimientos feministas suelen ser los que instalan los ‘puntos violeta’. Muchos ayuntamientos, como los de Madrid y Barcelona, también los están haciendo, porque son necesarios.

¿El 8-M y el caso de ‘La Manada’ han podido suponer un punto de inflexión para una mayor repercusión de la lucha feminista?

Todavía se le hace poco caso. Hay demasiadas mujeres asesinadas anualmente y casos muy sangrantes de violencia machista. El movimiento feminista lleva trabajando desde siempre. La huelga del 8-M fue un éxito maravilloso, y ante una demanda social tan numerosa los medios se hacen eco. Se oye más. El caso de ‘La Manada’ es muy mediático, y no digo que no se deba poner el foco en él, pero hay otros. La sentencia es absolutamente injusta.

¿Qué se puede hacer para mejorar la situación?
«La transmisión del concepto de igualdad de género debe ser transversal. Cada avance es bueno, pero son demasiado cortos»

Es muy necesaria la formación en género a todos los niveles. Jueces, juezas, fiscales, abogados, abogadas… Si no, ocurren sentencias como la de ‘La Manada’. Ahora mismo es imposible formar en género en toda la judicatura, pero por lo menos que tengan asesores. También debe estar presente en la educación, desde edad infantil. La transmisión del concepto de igualdad de género debe ser transversal.

¿Estamos en el camino correcto para alcanzar la igualdad?

Cada avance es bueno, pero son demasiado cortos. Hay casi noventa feminicidios cada año. El movimiento feminista tiene muchísimas demandas que están bien pensadas y estudiadas. Deben escucharse.