Compromís per Crevillent: «Otro delito ecológico en Crevillent»

Cascada continua de vertidos de aguas residuales al barranco del Bosch que está provocando acumulación de aguas negras y lodazales en el barranco que contamina el cauce y supone un atentado ecológico

- Escrito el 13 septiembre, 2018, 10:42 am
3 mins
Situación que ha dejado de ser puntual y que se repite continuamente

El Grupo Municipal de Compromís vuelve a denunciar la existencia de un vertido de aguas residuales sin depurar al barranco del Boch que viene produciéndose desde hace varios años.

Informa Compromís que este vertido corresponde al alcantarillado de R-10 la Urbanización el Pinar y es una consecuencia más de la desastrosa gestión urbanística del Gobierno Municipal que ha permitido al promotor la venta de viviendas sin que las conexiones del vertido de aguas residuales a la depuradora estuvieran hechas. Situación en la que el Gobierno Municipal era conocedor desde el primer momento.

En el 2013 cuando el Ayuntamiento, atendiendo a la petición del promotor, suspendió temporalmente la ejecución del PAI del sector R-10 en el Pinar, es decir que se le autorizaba a parar las obras de urbanización durante 4 años. En ese momento ya se sabía que estaba pendiente de completar la conexión entre la red del alcantarillado de esta área a la red general de alcantarillado público de saneamiento, y a pesar de ello se le concedió una recepción parcial de las obras.

Esta situación ha sido denunciada por parte de Compromís en varias ocasiones tanto en el Pleno como en las Comisiones informativas, además existen desde hace años denuncias al Ayuntamiento tanto del SEPRONA como de la Confederación Hidrográfica, y la situación no se ha resuelto porque al asumir el Ayuntamiento la finalización de las obras, no ha sido capaz de gestionar las autorizaciones para construir el colector que conecte esta zona con la depuradora, ante esto Compromís volverá a trasladar la denuncia de esta situación al Alcalde de Crevillent, al SEPRONA y a la Confederación Hidrográfica.

Para José Manuel Penalva  Portavoz de Compromís esta situación es consecuencia de la deficiente gestión urbanística del Alcalde Cesar Augusto Asensio, que además de permitir una urbanización residencial junto a una zona industrial, no fue capaz de exigir al promotor que cumpliera sus obligaciones cuando tenía que hacerlo y en estos momentos es el municipio de Crevillent el que tiene que sufrir las consecuencias tanto económicas como medioambientales de esa mala gestión, y ante esto el Alcalde, en vez de resolver los problemas que corresponden a su gestión, dedica su tiempo a provocar debates estériles y a crear división entre la ciudadanía.