Una vecina de Crevillent halla una piedra de moler en el barranco de la Rambla

Cuando esta crevillentina encontró la pieza informó enseguida al Ayuntamiento de la existencia de una piedra antigua semienterrada en el margen izquierdo del barranco de la Rambla En ese lugar se personó el arqueólogo municipal para conocer “in situ” de qué se trataba. El arqueólogo comprobó que se trataba de una piedra cilíndrica de arenisca que podría servir para moler yeso en una cantera próxima, o bien servía para realizar diversas labores agrícolas que se hacían en las estrechas terrazas que flanquean la rambla. La pieza semienterrada asomaba ligeramente en el margen de un pequeño reguero que da a la zona a la rambla. La piedra tiene forma cilíndrica, de 76 cm de longitud y 145 cm de diámetro. Su estado de conservación es de 3 sobre 5 y se aprecian perfectamente los orificios de anclaje en ambos extremos. La atribución crono-cultural de esta pieza es difícil de precisar, pero se estima que es de la época post-medieval. Según informa la concejala de Cultura, Loreto Mallol, la pieza se ha trasladado al Museo Arqueológico y se tiene pensado mostrarla en el exterior del edificio junto con otras piezas de la misma naturaleza. Post Views: 546

La piedra de moler encontrada en el barranco de la Rambla por la vecina Cristina Maciá, será expuesta próximamente en el exterior del Museo Arqueológico

- Escrito el 21 marzo, 2017, 4:40 pm
43 secs
Cuando esta crevillentina encontró la pieza informó enseguida al Ayuntamiento de la existencia de una piedra antigua semienterrada en el margen izquierdo del barranco de la Rambla

En ese lugar se personó el arqueólogo municipal para conocer “in situ” de qué se trataba.

El arqueólogo comprobó que se trataba de una piedra cilíndrica de arenisca que podría servir para moler yeso en una cantera próxima, o bien servía para realizar diversas labores agrícolas que se hacían en las estrechas terrazas que flanquean la rambla. La pieza semienterrada asomaba ligeramente en el margen de un pequeño reguero que da a la zona a la rambla. La piedra tiene forma cilíndrica, de 76 cm de longitud y 145 cm de diámetro.

Su estado de conservación es de 3 sobre 5 y se aprecian perfectamente los orificios de anclaje en ambos extremos. La atribución crono-cultural de esta pieza es difícil de precisar, pero se estima que es de la época post-medieval.

Según informa la concejala de Cultura, Loreto Mallol, la pieza se ha trasladado al Museo Arqueológico y se tiene pensado mostrarla en el exterior del edificio junto con otras piezas de la misma naturaleza.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenCrevillent.com