Una aventura en aguas abiertas

Entrevista > José Manuel Blasco / Vicepresidente de la travesía y director del club Alone

- Escrito el 04 junio, 2018, 4:00 pm
7 mins
El próximo 8 de julio se celebra una nueva edición de la travesía a nado Tabarca Santa Pola. Está dentro del listado de las 100 mejores del mundo

La Travesía a nado Tabarca Santa Pola es de carácter popular, se realiza en aguas abiertas cubriendo una distancia en línea recta de 5.900 metros, y este año celebrará su vigésima tercera edición.

El origen de la Travesía tuvo lugar en 1996, y desde entonces no ha parado de evolucionar, desde la infraestructura utilizada hasta el número de personas que de una forma u otra participan en ella.

«Una prueba popular, una aventura, la fiesta de la natación»

Al principio fue una aventura entre amigos, y cuando tomo un volumen considerable se creó el Club Natación Alone para organizarla. Desde entonces la prueba no ha dejado de crecer en todos sus aspectos, pero su espíritu sigue siendo el mismo: “una prueba popular, una aventura, la fiesta de la natación”.

1.600 participantes en 2018

La primera vez se reunieron nueve amigos, ellos fueron los pioneros, pero la participación ha ido aumentando progresivamente hasta llegar a los 1.600 previstos para esta edición 2018.

La procedencia de participantes es muy variada. En los últimos años llegan desde todas las comunidades autónomas, aunque por proximidad la mayor participación corresponde a la Comunidad Valenciana. Pero también cuentan con nadadores de otros países europeos como Inglaterra, Alemania, Francia e Italia y de otros más lejanos cómo Emiratos Arabes, Rusia, Estados Unidos o Argentina.

¿Qué dificultades presenta el recorrido y qué tipo de preparación y requisitos se exige a los participantes?

Las dificultades pueden ser de dos tipos: la aparición de medusas y las corrientes marinas. Un año se tuvo que suspender por la presencia de un banco de medusas y en cuanto a las corrientes en contra pueden hacer que un nadador llegue al límite de sus fuerzas con facilidad. Los participantes deben tener una preparación acorde a los requisitos de la prueba; al menos deberán ser capaces de nadar durante tres horas sin parar.

La alimentación es importante para todo tipo de esfuerzos físicos; mucho hidrato. Pero hay algo que también tiene mucha importancia y que la gente no repara en ello: el descanso antes de la prueba.

Imagino que tendrás un montón de anécdotas…
«La presión a soportar es muy grande cuando tienes que salvaguardar la vida de tantas personas»

Hemos tenido de todo, anécdotas positivas y negativas. La mayoría de anécdotas negativas siempre están relacionadas con el estado del mar el día de la prueba. Desde estar trabajando en el mar con olas de más de dos metros, lo cual hacía imposible desarrollar nuestro trabajo, hasta previsiones de rachas de viento de más de 70 km el día de la prueba. En más de una ocasión hemos tenido que constituir gabinetes de crisis, llegando al punto de tener que retrasar una semana la prueba o la realización de la misma en un circuito alternativo.

La presión a soportar es muy grande cuando se trata de salvaguardar la vida de las personas, hay más anécdotas negativas, de hecho hay muchas, pero no me gusta recordarlas, prefiero quedarme con las experiencias positivas. Para continuar es necesario quedarse con lo positivo, y lo más reconfortante son los mensajes que nos transmiten los participantes contándonos lo que ha significado realizar esta prueba. Esa es la medicina con la que curamos todo lo negativo. No me olvido de la colaboración de los voluntarios, que es fundamental para que todo salga bien.

¿Qué sensaciones se experimentan en una prueba así y cuál es la satisfacción al llegar al final?
«Las emociones y sentimientos que se viven en esta prueba son muy intensos»

Para contestar esta pregunta prefiero hacer referencia a los comentarios que circulan en las redes y que son muy positivos. Puesto que es una travesía de carácter popular son muchas las personas que realizan una prueba de esta índole por primera vez, y hay muchos componentes que hacen de su realización un momento muy especial en sus vidas. Personalmente pienso que las emociones y sentimientos que se viven en esta prueba son muy intensos, todas esas vivencias y experiencias límite tienen mucha relación con que la prueba se desarrolle en un medio tan cambiante y peligroso como es el mar.

¿A través del deporte se potencia también el turismo de Santa Pola?

Si nos atenemos a las previsiones de estamentos como La Organización Mundial del Turismo, las cuales vaticinan que dentro de veinte años el ochenta por ciento de los movimientos turísticos tendrán como motivo principal la práctica del deporte, podemos decir sin duda que la Travesía potencia el turismo de Santa Pola.

Me gustaría añadir que todas las personas que asistan al evento vinieran con ánimo y espíritu deportivo, que se fijen en los valores puros de la práctica del deporte y que vengan a disfrutar de la ´fiesta de la natación en aguas abiertas`. Aunque la prueba tenga estas dimensiones y estas características somos simples aficionados que tratamos de hacerlo lo mejor posible. (Inscripciones: travesiatabarcasantapola.com)