Somos la tercera provincia de España que más inmigrantes recibe

Diversas organizaciones ayudan a que los extranjeros puedan regularizar su situación legal y vivir dignamente

- Escrito el 01 marzo, 2018, 4:00 pm
6 mins

Según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), sobre 350.000 extranjeros residen en nuestra provincia. Alicante es la tercera con mayor presencia foránea, solo superada por Madrid y Barcelona. En cuanto a porcentaje, tenemos el segundo mayor de España tras Almería.

Debido a la inestabilidad de sus países, actualmente están llegando muchos inmigrantes procedentes de Venezuela, Siria y Ucrania
Magrebís trabajando en los cultivos de la Vega Baja, rumanos en el sector de la construcción, rusos que abren negocios en Torrevieja, argelinos con tiendas en Crevillent, sudamericanos trabajando en la hostelería, chinos regentando restaurantes, británicos buscando una mejor calidad de vida e innumerables ejemplos más.

“En el mundo se dan constantemente situaciones de guerra o crisis. Ahora estamos recibiendo una gran oleada de inmigrantes huidos desde Venezuela. También de Siria o Ucrania” nos comenta Nacho García, abogado y codirector de ASTI-Alicante.

Tres años para regularizarse

Se trata de una organización creada en 2004 y dependiente del Secretariado de Migración, órgano pastoral de la diócesis Orihuela-Alicante. Su labor consiste en asegurar una vida digna a todas estas personas venidas del exterior.

“Muchos utilizan un visado de turista para entrar, pero luego están en situación irregular y no pueden trabajar. Entonces normalmente acaban aceptando trabajos muy precarios, y siempre con el miedo a ser deportados en cualquier momento” nos cuenta García.

La ley española establece un plazo de tres años en el país para poder obtener la residencia. Un periodo que se hace eterno para muchos, si bien en la mayoría de países de la UE es aún más largo.

ASTI cuenta con un equipo de abogados y expertos, que ofrecen asesoramiento jurídico gratuito a todas las personas que se encuentran en esta situación. Además, también tienen programas de vivienda y de formación profesional.

Encontrar trabajo

Una vez que al fin consiguen obtener todos los papeles, tampoco es un camino de rosas. “Si ya es complicado encontrar trabajo para los nacionales, normalmente más aún para los inmigrantes. El gran problema que tenemos en España no son las leyes, sino el mercado laboral”, nos explica Nacho García.

Se dan incluso casos muy duros de ‘ilegalidad sobrevenida’, es decir, aquellos que tras haber conseguido regularizarse, acaban perdiendo su permiso legal por no lograr cotizar un número suficiente de días.

“De hecho, muchos inmigrantes solo vienen a España para conseguir los papeles por nuestra legislación más flexible. Cuando los tienen, emigran otra vez hacia el norte de Europa en busca de un trabajo que aquí no hay” comenta Nacho.

Centros de Internamiento
«En los Centros de Internamiento de Extranjeros se violan los derechos. Deberían de estar cerrados» N. García (codirector de ASTI-Alicante)

Aquellos que no logran regularizar su situación, pueden acabar en los Centros de Internamiento. Desde hace algún tiempo, estas instituciones están muy discutidas en la sociedad española, e incluso han recibido denuncias de entidades como Amnistía Internacional.

Según Nacho García “esto no es una solución. Aquí se encierran a los inmigrantes, incluso aunque no tengan ningún antecedente penal, como si fueran delincuentes. A las organizaciones no nos dejan acceder, y se violan sistemáticamente los derechos de las personas”.

Sensibilización

Para el codirector de ASTI, la solución natural pasa por una mayor sensibilización de la sociedad. “Desde hace años nosotros vamos a los colegios de la provincia, damos charlas y montamos talleres contra la xenofobia”.

Solo en 2017 visitaron a más de 8.000 alumnos alicantinos. “Muchas veces los niños son más integradores incluso que los padres. Suelen tratar con total naturalidad a sus compañeros. Nosotros ponemos nuestro granito de arena para evitar comportamientos o lenguajes equivocados”.

Integración y convivencia
«Antes éramos los españoles quienes emigrábamos. Todos tenemos que esforzarnos y saber convivir» N. García

Vivimos tiempos complicados, en los que la Unión Europea no siempre está respondiendo para ayudar a los más desamparados. Los países miembros no cumplen las cuotas de refugiados y en ocasiones incluso los inmigrantes son utilizados como arma política.

“A veces parece que nos molesta que se integren, que lo vemos cómo que están invadiendo nuestro estado de bienestar. Hay que hacer un esfuerzo, tanto de los inmigrantes por integrarse como por los españoles por acogerlos”, implora Nacho García.

Cabe recordar que hace no tantos años éramos precisamente los españoles quienes emigrábamos en busca de mejor vida. Irónicamente, durante la Posguerra muchos alicantinos se marcharon a países actualmente emisores de inmigrantes como Argentina, Venezuela o Argelia.

ASTI tiene sedes en Alicante, Benidorm, Elda, Almoradí y Los Montesinos. También existen muchas otras organizaciones en la provincia que ayudan específicamente a latinoamericanos, personas del Este, magrebís, etc.