Respeto a las decisiones judiciales, ¿o no?

Hace unos días oía decir todo indignado, a uno de esos ´analistas` que participan en los informativos, el desmán que era por parte de un juez autorizar la exhumación del cuerpo de Dalí para comprobar una paternidad

Hace unos días oía decir todo indignado, a uno de esos ´analistas` que participan en los informativos, el desmán que era por parte de un juez autorizar la exhumación del cuerpo de Dalí para comprobar una paternidad

- Escrito el 01 agosto, 2017, 8:36 am
6 mins

No voy a entrar en ello, porque habría que buscar muchos antecedentes a favor y en contra y muchos otros argumentos.

Pero lo que sí me asombra es que esas mismas personas no se lleven las manos a la cabeza cuando, después de lo que cuesta toda una investigación y un proceso judicial, los condenados son indultados libremente por el Gobierno. Es algo que suena a cachondearse de todos los españoles, y más cuando quienes toman esas decisiones se llenan la boca constantemente con el respeto a las decisiones judiciales. Tiene gracia… las decisiones las respeto pero luego si quiero las contradigo demostrando un poder por encima del juez.

Feudalismo o siglo XXI

Podríamos estar hablando de los tiempos del feudalismo español, pero no, estamos en pleno siglo XXI.

Este mismo año han sido indultados ya 20 personas por decisión del Ministro de Justicia, en este caso Rafael Catalá, desoyendo en muchos casos las opiniones en contra de los responsables judiciales y del propio ministerio Fiscal.

Si la disculpa es que antes se hacía peor podemos seguir así toda la vida sin solucionar nada

Siempre habrá quien se retrotraiga a la indecente suma de indultos que se dictaban en gobiernos anteriores, pero uno ya está harto de que nadie dé explicaciones o tenga responsabilidad basándose en que siempre han existido otros que lo hacían peor. Y está claro que con ese criterio la sociedad jamás habría avanzado ni podría protestar por nada.

La corrupción que no lo es

De las conmutaciones de condena de este año hay seis cuyo delito tuvieron que ver con la corrupción. Se trata de seis funcionarios del ayuntamiento de Rota. El representante del Gobierno justificaba estos ´perdones` porque eran delitos administrativos en los que, según dijo el subsecretario de justicia, no hubo enriquecimiento personal. Pero la realidad es que según el Consejo General del Poder Judicial son casos de corrupción.

Si la justicia en algún caso no tenía que ser tan dura, ¿no será más lógico cambiar la ley para aplicar a todos en lugar de beneficiar a unos pocos mediante indultos?

Si el argumento es que la justicia no distingue entre la corrupción política y la administrativa, y eso resulta ser relevante, ¿por qué no se cambia la ley? Al fin y al cabo los jueces aplican las leyes, se supone que de igual manera para todos, y los que dictan esas leyes son el poder legislativo. Por lo tanto, si los indultos vienen basados en sentencias que deberían haber tenido en cuenta o valorado otros datos, ¿no será más lógico cambiar y ajustar las leyes que esperar a tener ´la suerte` de que el ministro de turno decida indultarte?

Cada uno con su ´poder`

Sería importante que se empiecen a diferenciar los tres poderes que hacen posible una democracia libre. Y que el poder ejecutivo (el Gobierno) no pueda contradecir con indultos al poder judicial y, si el motivo es razonable y no estaba previsto, que los cambios se produzcan a través de ese tercer poder que es el legislativo que componen el conjunto de nuestros representantes políticos en el Congreso y el Senado, y se apliquen por igual a todos a los que se les juzgue por esos delitos.

Desde el 2004 el mayor número de indultos en un mismo año han sido los 543 concedidos en 2007 con José Luis Rodríguez Zapatero como presidente, seguido del 2012 con 534 ya bajo el gobierno de Mariano Rajoy. En los últimos años, y hasta los datos que se han aportado recientemente, la opacidad sobre estas conmutaciones de pena han sido una incógnita, ya que no se informaba de los indultos concedidos desde el año 2015, a pesar de que la propia ley que les permite concederlos les obliga a informar cada seis meses de las razones por las que se otorga el perdón a los convictos. Ahora se sabe que se dieron 15 indultos en el periodo que el Gobierno estuvo en funciones.

Pues lo dicho, si queremos realmente confiar en nuestros poderes lo primero que tienen que hacer es respetarse entre ellos mismos, porque si no les faltará poder moral para convencernos a los demás de tener ese respeto.

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.