«Soy reacio al exceso de centralismo, pero en Madrid hay que estar y el que no sabe moverse allí pierde»

Entrevista > Julián López Milla / Diputado Provincial en el Congresos de los Diputados por Alicante (Almansa -Albacete-, 11-mayo-1971)

Entrevista > Julián López Milla / Diputado Provincial en el Congresos de los Diputados por Alicante (Almansa -Albacete-, 11-mayo-1971)

- Escrito el 01 agosto, 2017, 5:15 pm
18 mins
  • «Los diputados de partidos nacionales tenemos que combinar el proyecto político para toda España con la defensa de los intereses de la provincia por la que hemos sido elegidos»

Uno de los representantes de nuestra provincia a nivel nacional es Julián López. Hemos querido conoce run poco más de su trayectoria y de la labor que realiza un diputado en favor de la zona a la que representa y por la que ha sido elegido.

A los 18 años viniste para estudiar en la Universidad de Alicante y ya te quedaste, ¿por qué elegiste Alicante y por qué ha sido ya ´tu tierra` desde entonces?

En principio vengo a Alicante por cercanía y porque yo quería estudiar ciencias económicas, y la trayectoria que tenía la facultad de Económicas de la Universidad de Alicante era mucho mejor que la recientemente creada entonces de la Universidad de Castilla La Mancha en Albacete.

«Me siento tan alicantino como los que llevan aquí toda su vida»

Decido quedarme aquí porque empiezas a echar raíces, empiezas a verte en este entorno, encuentro trabajo poco tiempo después de acabar la carrera en la Universidad, incluso hago familia aquí, tengo aquí a mi hijo y me siento alicantino de adopción y tan alicantino como los que llevan aquí toda su vida.

Esta tierra es muy dada a la adopción y de hecho ese es el motivo de su crecimiento poblacional.

No solo la ciudad de Alicante, sino prácticamente toda la provincia está construida sobre la llegada de personas de otros territorios, de otras comunidades, que en diferentes etapas han ido permitiendo que sea lo que es, una de las principales provincias de España en cuanto a población.

Profesor titular de Economía Aplicada en la Universidad de Alicante y experto en procesos de liberalización del sector eléctrico, que es algo de lo que hablaremos en otra ocasión, te acercas de manera algo más visible a la política cuando llegas como asesor de asuntos económicos y financieros al Ministerio de Fomento en el 2009. ¿Cuál era la función que cumplías?

Era el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero con José Blanco como ministro de Fomento. En 2009 ya había estallado la crisis y estaba claro que el sector público, con su propio presupuesto, iba a ser incapaz de desarrollar determinadas grandes inversiones, como por ejemplo el corredor mediterráneo, en los plazos de tiempo tan cortos como se requería. El proyecto de colaboración público privada de inversiones en infraestructuras era un intento de que el Gobierno de España implicase al sector privado en la financiación y ejecución de grandes inversiones.

Creo que entonces fue una iniciativa muy interesante y lo que ocurre es que la crisis se lo llevó todo por delante, tanto las posibilidades que tenía el Gobierno de impulsar este tipo de inversiones como incluso las posibilidades que tenían las empresas, porque aquí de lo que se trataba es que las empresas privadas pusieran dinero y encontraran fórmulas de rentabilizar a largo plazo la inversión. Pero en aquellos mercados financieros del 2010, cuando la crisis entró en su fase más dura, el problema de Grecia, etc. era imposible levantar inversión privada para financiar esas infraestructuras y desde luego tampoco el Gobierno, con los Presupuestos Generales del Estado, podía hacer demasiado para ponerlas en marcha.

Llega el 2011 y el PSPV decide que quiere que estés con ellos aquí, y te vienes para ser diputado en las Cortes Valencianas.

En algunos casos además era incompatible. Yo estoy un día en la Universidad tranquilamente, a la que había vuelto tras dejar el ministerio, cuando estaba claro que el plan de colaboración público privado en infraestructuras no era viable y se había paralizado, y me llamó el entonces secretario general del PSPV, Jorge Alarte, para proponerme que fuera en la candidatura autonómica del partido por la provincia de Alicante. La verdad es que tenía muy abandonada la idea de la política, yo había vuelto a la Universidad con la idea de acabar allí ya hasta la jubilación, y después de valorarlo, darlo muchas vueltas, consultarlo con algunos amigos y algunos compañeros de la Facultad, decidí dar el paso.

«La etapa en las Cortes Valencianas, entre el 2011 y 2015, fue apasionante y de preparación de un cambio político imprescindible»

La verdad es que no me he arrepentido nunca porque fue una etapa apasionante, en la Cortes Valencianas entre el año 2011 y 2015 vivimos la agonía del PP valenciano. Fue la etapa en la que empezaban a estallar todos los casos de corrupción, vimos desmoronarse al PP y como se quedaba sin argumentos, y al mismo tiempo que vivíamos esa agonía y se estaba empezado a preparar el cambio político que afortunadamente llegó en el 2015, cuando Ximo se convierte en presidente de la Generalitat y forma Gobierno.

Esa transición…

Sí, porque además el PP valenciano era prácticamente un régimen sustentado sobre la corrupción muy extendida, con muchos tentáculos, y ese régimen se acabó en mayo de 2015 cuando la gente decidió que se acabara.

También fuiste secretario autonómico de Modelo Económico y de Financiación, aunque fue un paso más o menos breve… ¿Cuál era tú función?

Uno de los grandes problemas que tienen la Comunidad Valenciana es que, en comparación con el resto de las comunidades autónomas, recibimos menos recursos del Estado para financiar los mismos servicios que otros gobiernos autonómicos tienen que prestar. Y entonces una de las funciones fundamentales que yo tenía en aquella etapa era trabajar para impulsar una reforma del sistema de financiación de las comunidades autónomas, y fue en aquellos momentos donde empezamos a trabajar la propuesta que finalmente se presentó. Ya no estaba yo en el Gobierno cuando Ximo hace pública la propuesta del Gobierno valenciano para reformar el sistema de financiación autonómica.

Esta etapa fue muy intensa, porque llegar al Gobierno en junio, cuando tomé posesión, en 2015, y encontrar la situación en la que se encontraba la Generalitat… es verdad que nuestras expectativas eran malas, pero la realidad desbordó con creces las expectativas. La administración autonómica estaba hecha un desastre, empequeñecida, abandonada, carecía de recursos, había venido padeciendo recortes, los empleados públicos estaban completamente desmoralizados y a mí me tocó estar allí medio año escaso para empezar a poner en marcha lo que ha sido el Gobierno del cambio. Me consta que los compañeros que se han quedado allí siguen haciendo un enorme esfuerzo porque está siendo extraordinariamente difícil desmontar ese legado de mala gestión, de desidia, de corrupción, de ineficiencia, de desmoralización generalizada que han dejado 20 años del PP en la Comunidad Valenciana.

Llegando ya a diputado nacional. Nuestras leyes tienen este sistema de elección por demarcación provincial, y por lo tanto tú estás allí en nombre de la provincia de Alicante. ¿Realmente que hace un diputado por ser de la provincia de Alicante? ¿Se defienden esos derechos provinciales?

Nosotros tenemos que combinar dos cosas, en el caso de los diputados del grupo socialista con un grupo parlamentario que se presenta en toda España, de la que otros diputados de adscripción más regionalista no se tienen que preocupar: la pertenencia al proyecto de un partido que tiene un proyecto para toda España con la defensa de los intereses de la provincia por la que hemos sido elegidos.

Somos nosotros a los que nos corresponde, cuando hay que hacer las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, decir que es importante en Alicante; o los de las tres provincias cuando se debaten iniciativas sobre financiación autonómica que el Partido Socialista ha presentado, o que presentan otros grupos y nosotros hacemos enmiendas y queremos levantar un poco la voz para decir que forma hay que darle o que hay que tener en cuenta… Es decir, al final es verdad que los diputados que somos de partidos que se presentan en toda España tenemos que buscar equilibrio, y hay que hablar mucho con compañeros de otras comunidades autónomas para aunar intereses, pero precisamente tenemos la ventaja de que, si conseguimos aunar esas posturas más o menos equilibradas, tenemos más fuerza para conseguir cosas y esa fuerza no la tienen los diputados que se presentan por una provincia, por dos o por tres.

Ponme casos concretos. ¿Qué habéis propuesto para la provincia de Alicante?

Están más o menos recientes las enmiendas a los Presupuestos Generales del Estado, en la que pedimos algunas cosas que impidieron la mayoría que había en el Congreso de los Diputados formada por el PP, Ciudadanos, PNV y los diputados de Coalición Canaria y Nueva Canaria. Entre otras cosas pedimos acelerar la llegada del AVE a Orihuela; hacer unas obras  importantísimas y muy necesarias de ampliación de la A31, que está absolutamente saturada; mejorar la carretera que va desde Alicante a Elche y hasta la Vega Baja; mejorar los accesos a la propia ciudad de Elche y los accesos al aeropuerto; hacer más rápidas las obras de la rotonda de la universidad en San Vicente; apoyo expreso para el Misteri de Elx o mejorar de una vez por todas la estación ferroviaria del AVE en Alicante, que se hizo de manera un tanto precaria y está muy abandonada en los accesos a la estación así como en la zona de espera de taxis, en la zona en la que suben y bajan los viajeros o en las zonas por las que circulan los peatones.

«En el tema ferroviario hemos pedido acelerar la llegada del AVE a Orihuela y mejorar la estación de Alicante, que se hizo de manera un tanto precaria»

Hace ya algunas semanas hemos logrado, en la comisión de Hacienda, que se aprobase una iniciativa para pedirle al Gobierno de España que dé un trato justo a los emigrantes españoles que han vuelto a España, y a los que Montoro está friendo a impuestos por las pensiones que en su día consiguieron trabajando en otros países. Este no es un problema que afecte solo a la provincia de Alicante, pero sí es una de las más afectadas porque es una de las que acoge a más emigrantes retornados; de hecho, hay una plataforma muy activa en la Vega Baja, con la que yo me he reunido en algunas ocasiones, que es muy exigente a este respecto.

Cuando los alcaldes se desplazan hasta Madrid para realizar gestiones o presentar propuestas, ¿lo hacen con vuestro apoyo? ¿Sois vosotros quienes les abrís las puertas?

Te pongo un ejemplo de hace poco tiempo. Estuvo el alcalde de Elda, más en su condición de presidente de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias que de alcalde de Elda, y lo que quería era poderse reunir con los grupos parlamentarios para trasladarles las reivindicaciones de los municipios de la Comunidad Valenciana. Fuimos nosotros los que nos encargamos de que tuviera unas reuniones.

Se trata de tener los contactos, que son importantes, porque al final es verdad que algunos, como yo, por ejemplo, somos muy reacios a ese exceso de centralismo en el que vivimos en España y en el que todo tiene que pasar por Madrid, pero también es verdad que al margen de que seamos reacios hay que ir, en Madrid hay que estar, va todo el mundo y el que no está pierde, y el que no sabe moverse más todavía. Moverse en Madrid es extraordinariamente difícil.

«En la política estoy de paso, a mí me encanta ser profesor en la Universidad de Alicante»
Una de las cosas que has dicho es que esperas que un futuro no muy lejano puedas volver a dar clases en la Universidad de Alicante, y por lo tanto dejar la política.

He dicho muchas veces que estoy en la política de paso; de hecho, originalmente me había planteado un horizonte de máximo dos legislaturas y llevo ya seis años. Yo no descarto nada, cuando estás en política estamos a disposición de los compañeros y compañeras, si te ponen en un sitio bien y si no te ponen también, pero en cualquier caso mi paso por la política es algo absolutamente coyuntural porque además a mí me encanta ser profesor en la Universidad de Alicante.

Siempre he dicho que he tenido mucha suerte, estaba estudiando economía y quería ser profesor y tuve la oportunidad de que cuando acabé la carrera había contratos, de ayudante entonces, que salían en los diferentes departamentos de la ciudad, y pude conseguir uno de esos contratos y desde entonces hasta que me he dedicado a la política.

Julián López ha sido elegido, en el último Congreso del PSPV celebrado en Elche, Secretario de Financiación Autonómica del PSPV-PSOE. 

Desde los 14 años dedicado a esta profesión del periodismo en la que ha ejercido en todos los niveles, desde corresponsal a editor. En la actualidad es el director de los medios de comunicación AQUÍ.