PP de Crevillent: «No vamos en contra del valenciano»

En el Pleno Ordinario del mes de abril celebrado en el Ayuntamiento de Crevillent, se debatió y aprobó, una Moción presentada por el Partido Popular de Crevillent en la que se pedía al Consell de la Generalitat Valenciana que no haya discriminación negativa para los alumnos en función del modelo lingüístico en el que reciban la enseñanza Para el Partido Popular queda muy claro que aquellos que elijan como lengua vehicular el castellano van a resultar perjudicados según el Decreto del Consell, en el que se establece el modelo lingüístico educativo valenciano y se regula su aplicación en la enseñanza no universitaria. El Partido Popular considera que la igualdad consiste en que ante el mismo nivel educativo e igual capacidad todo el alumnado debería acabar sus estudios con los mismos conocimientos en todas las áreas, incluyendo castellano, inglés y valenciano y las mismas titulaciones. Según el decreto, se han establecido tres niveles, básico, intermedio y avanzado cuyo nombre ya es discriminatorio, pues se denomina nivel avanzado al que se estudia en valenciano y básico al que se estudia en castellano. En Primaria se certifica el nivel A1 de inglés y A2 de valenciano si elige el valenciano como lengua vehicular, en secundaria el A2 de inglés y B2 de valenciano y en bachillerato el B1 de inglés y C1 de valenciano mientras que los que eligen el castellano no se les certifica nada, lo que resulta claramente discriminatorio pues al acabar los estudios todos los alumnos deberían adquirir los mismos conocimientos y los mismos certificados. En ningún punto de la moción del Partido Popular, se dice que no se estudie valenciano o se va contra el valenciano, lo que se pide es que no se vulnere el artículo 3 de la Constitución que proclama que el castellano es “la lengua oficial del Estado” y cooficial junto a las demás lenguas  de “las respectivas Comunidades autónomas de acuerdo a sus Estatutos de Autonomía” y además que no se infrinjan los artículos 6.3 y 6.4 de este Estatuto que declara que la Generalitat ha de garantizar “el uso normal y oficial de las DOS lenguas” y que “nadie podrá ser discriminado por razón de su lengua”. Calificar el valenciano como la única lengua oficial de la Administración Educativa, uso exclusivo del valenciano,  supone una discriminación del castellano, vulnerar la cooficialidad y vulnerar los derechos de los ciudadanos. Según el Partido Popular cualquier procedimiento administrativo, notificación o comunicación debería emitirse en las dos lenguas. Si los padres, mediante votación, han elegido si deseaban jornada partida o continua ¿por qué no pueden elegir la lengua en la que reciban enseñanza sus hijos? ¿Por qué esta imposición? Otro aspecto que está denunciado es el sistema informático de la Conselleria que no permite elegir los niveles “básicos” e incluso borra las reclamaciones realizadas desde los centros educativos. La discriminación positiva hacia el valenciano, ligada tanto a la acreditación de los idiomas como a poder tener más horas de inglés supone una discriminación negativa hacia el alumnado que cursa el nivel de castellano. El Partido Popular dice sí al valenciano, sí al castellano y sí al inglés. Post Views: 248

"Está a favor del derecho de los padres a elegir la lengua vehicular de sus hijos. Así lo defendió en su moción en el pleno"

- Escrito el 27 abril, 2017, 1:37 pm
4 mins
En el Pleno Ordinario del mes de abril celebrado en el Ayuntamiento de Crevillent, se debatió y aprobó, una Moción presentada por el Partido Popular de Crevillent en la que se pedía al Consell de la Generalitat Valenciana que no haya discriminación negativa para los alumnos en función del modelo lingüístico en el que reciban la enseñanza

Para el Partido Popular queda muy claro que aquellos que elijan como lengua vehicular el castellano van a resultar perjudicados según el Decreto del Consell, en el que se establece el modelo lingüístico educativo valenciano y se regula su aplicación en la enseñanza no universitaria.

El Partido Popular considera que la igualdad consiste en que ante el mismo nivel educativo e igual capacidad todo el alumnado debería acabar sus estudios con los mismos conocimientos en todas las áreas, incluyendo castellano, inglés y valenciano y las mismas titulaciones.

Según el decreto, se han establecido tres niveles, básico, intermedio y avanzado cuyo nombre ya es discriminatorio, pues se denomina nivel avanzado al que se estudia en valenciano y básico al que se estudia en castellano.

En Primaria se certifica el nivel A1 de inglés y A2 de valenciano si elige el valenciano como lengua vehicular, en secundaria el A2 de inglés y B2 de valenciano y en bachillerato el B1 de inglés y C1 de valenciano mientras que los que eligen el castellano no se les certifica nada, lo que resulta claramente discriminatorio pues al acabar los estudios todos los alumnos deberían adquirir los mismos conocimientos y los mismos certificados.

En ningún punto de la moción del Partido Popular, se dice que no se estudie valenciano o se va contra el valenciano, lo que se pide es que no se vulnere el artículo 3 de la Constitución que proclama que el castellano es “la lengua oficial del Estado” y cooficial junto a las demás lenguas  de “las respectivas Comunidades autónomas de acuerdo a sus Estatutos de Autonomía” y además que no se infrinjan los artículos 6.3 y 6.4 de este Estatuto que declara que la Generalitat ha de garantizar “el uso normal y oficial de las DOS lenguas” y que “nadie podrá ser discriminado por razón de su lengua”.

Calificar el valenciano como la única lengua oficial de la Administración Educativa, uso exclusivo del valenciano,  supone una discriminación del castellano, vulnerar la cooficialidad y vulnerar los derechos de los ciudadanos. Según el Partido Popular cualquier procedimiento administrativo, notificación o comunicación debería emitirse en las dos lenguas.

Si los padres, mediante votación, han elegido si deseaban jornada partida o continua ¿por qué no pueden elegir la lengua en la que reciban enseñanza sus hijos? ¿Por qué esta imposición?

Otro aspecto que está denunciado es el sistema informático de la Conselleria que no permite elegir los niveles “básicos” e incluso borra las reclamaciones realizadas desde los centros educativos.

La discriminación positiva hacia el valenciano, ligada tanto a la acreditación de los idiomas como a poder tener más horas de inglés supone una discriminación negativa hacia el alumnado que cursa el nivel de castellano. El Partido Popular dice sí al valenciano, sí al castellano y sí al inglés.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenCrevillent.com