«El momento en el que por fin confían en nosotros es muy gratificante»

Patricia Compañ es la responsable de atención a pateras en la Comunitat Valenciana y responsable de Salvamento Marítimo de la provincia de Alicante

- Escrito el 04 diciembre, 2017, 9:00 pm
9 mins
Entrevista > Patricia Compañ | Cruz Roja

Tras 10 años atendiendo a personas que llegan en pateras, Patricia reconoce que el perfil ha cambiado mucho. Ahora llegan en cualquier época del año y además atienden a mujeres y a menores, algo que antes no ocurría

¿Cuál es el perfil de las personas que llegan en las pateras?

Tras 10 años atendiendo a las Pateras que llegan a Alicante, el perfil ha cambiado. Además, es un fenómeno absolutamente impredecible, al principio teniamos un patrón de conducta que nos servía de referencia.

Inicialmente las pateras llegaban siempre en invierno, con un perfil de inmigrante procedente de Argelia o Marruecos, varón, de 30 años de edad aproximadamente. Más tarde, empezaron a llegar también en verano, aunque con el mismo perfil. Y desde hace tres años llegan también menores de edad. Este año hemos atendido a cuatro mujeres y a un niño de 2 años.

En los últimos años, además de varones adultos, están llegando mujeres y menores, incluso niños
¿Cómo os habéis ido adaptando a estos nuevos perfiles?

A medida que cambia el perfil de las personas a las que atendemos nosotros nos vamos adaptando, tanto en recursos humanos como materiales, para ofrecer una mejor atención. En estos momentos llegan pateras desde mayo hasta diciembre, con lo cual ya se ha convertido en algo absolutamente impredecible para nosotros. Aunque lo cierto es que los inviernos son duros y muy especialmente lo ha sido este año.

¿Cuál es vuestro modus operandi cuando recibís un aviso?

Generalmente a nosotros nos dan un aviso y podemos diferenciar entre diferentes situaciones: Cuando nos llama la Guardia Civil es porque ya están en sus dependencias, en los calabozos, y cuando se trata de una patera que localizamos en el mar los traen a puerto, hacen un desembarco y los atendemos en el lugar.

Al llegar a tierra Cruz Roja les atiende y reparte un kit sanitario con productos de higiene básicos

O bien, como pasó en Torrevieja en una de las últimas pateras que fuimos a atender, que lo hicimos en el Puerto de la Sal. Era de noche y tuvimos que adaptar nuestros recursos humanos y materiales a ese tipo de escenario. Esa es la típica patera que nos traen desde el mar. Es un barco de 4 o 5 metros, que lleva unos motores muy limitados de 40, 30 o 20 caballos. Sabemos que desde Argelia no pueden llegar así. Les repartimos un kit sanitario, con productos de higiene básicos que van en una mochila.

¿Cómo suelen encontrarse las personas que viajan en la patera?

No se puede generalizar, cada patera es un mundo y es diferente. Nos han llegado pateras en las que llegan en perfectas condiciones, con ropa seca y buena. Otras veces llegan bastante perjudicados, mojados, sin calzado, con la ropa vieja, sin apenas abrigo y con hipotermia.

Sinceramente no sabemos bien de esa diferencia entre unos y otros. Lo cierto es que durante años nos han llegado pateras con unos perfiles con muchas carencias, mientras que en otras ocasiones han llegado pateras con gente que tenía su propia ropa y traía ropa limpia y seca para cambiarse.

Nosotros siempre vamos preparados con material, vestuario, mantas, alimentos de primera necesidad y a nivel energético que es lo que más necesitan. Y sobre todo alimentos que sean fáciles de conseguir a cualquier hora ya que esto no tiene horarios. Pueden aparecer a cualquier hora del día o de la noche.

Nosotros tratamos de adaptar nuestros recursos humanos y materiales para poder atender este tipo de emergencia en cualquier momento. Por tanto, hay que tener una previsión, hacer un trabajo previo y hacer formación, y contar con personal con los perfiles adecuados.

¿Cuál es la mayor dificultad que encontráis a la hora de trabajar con ellos?

El idioma; eso te limita. Además de la desconfianza, del miedo que llevan, del susto en el cuerpo y de qué va a pasar, si no entienden el idioma no saben qué les van a hacer, a dónde los van a llevar y eso es perjudicial. Tenemos traductores que hablan francés y árabe. Tenemos un traductor voluntario que ha llegado en patera.

Por eso nosotros, en primer lugar, antes de hacer absolutamente nada, hablamos con la Guardia Civil o con la Policía y una vez ellos han hecho su trabajo previo, antes de que los atendamos nosotros, les pedimos que puedan estar en un sitio con unas condiciones medianamente minimas de comodidad.

“Es fundamental contar con un traductor para que entiendan bien qué les vamos a hacer»

Posteriormente los sentamos, suele ser en unos bancos, tenemos preparados mesas y bancos para que estén medianamente cómodos. Los traductores lo primero que hacen es hablar con ellos, explicarles quiénes somos, que es lo que van a hacer y cual es nuestra finalidad.

Les explicamos todo: que somos Cruz Roja, que no se preocupen por nada, que nuestra función es sólo sociosanitaria y que lo único que nos preocupa es su estado de salud. Que confíen en nosotros si tienen algo que no podamos detectar visualmente, por si tenemos que trasladarlos al hopital. Les explicamos detalladamente en qué consisten las pruebas sanitarias que les vamos a hacer.

«Llegan asustados y heridos, la confianza en nosotros es imprescindible»
¿Con todo esto que conseguís?

Con ello tratamos de romper el hielo, que vean que Cruz Roja lo único que pretende es ayudarles, preocuparse por su salud y por el estado en el que llegan. Nuestra misión es trasladarles esa confianza para que vean que realmente les vamos a ayudar y que así se tranquilicen.

La confianza se consolida, porque a lo largo de nuestra actuación de emergencia con ellos van comprobando que lo que les decimos es verdad. A partir de ese momento ya empieza a haber más cercanía. Sin duda ese momento en el que por fin confian en nosotros es muy gratificante.

«En alguna ocasión nos hemos encontrado con personas que no era la primera vez que venían a España en patera»
¿Qué es lo más surrealista que os ha ocurrido en una de esas situaciones?

En una ocasión, a medida que desembarcaban, vimos a un joven que nos miraba con una media sonrisa. Me sonaba su cara y llevaba una mochila que era la misma que nosotros solemos repartir con un kit sanitario y de primeros auxilios. La verdad es que nos sonaba su cara porque ya había venido en otra ocasión. Se acercó con una sonrisa, él ya sabía que erámos amigos, como ellos nos llaman. Llegó en una intervención, lo deportaron a su país y había vuelto a intentarlo.