Los niños son extremadamente sensibles para detectar personas que no tienen buenas intenciones

Entrevista > Marisa Ortega García / Psicóloga y terapeuta familiar

- Escrito el 29 marzo, 2018, 10:00 am
11 mins
Aunque los hijos salgan airosos lo pasan muy mal y les resulta tremendamente doloroso que los mayores que les rodean no se pongan de acuerdo

La realidad de las familias de hoy no tiene nada que ver con lo que ha venido siendo en las últimas décadas. Las familias que más abundan en estos momentos son las llamadas en terapia ´reconstituídas`. Son familias que se forman desde la ruptura de los vínculos conyugales y nacen de las nuevas parejas que se crean. Parejas que traen sus propios hijos biológicos y forman un nuevo núcleo de convivencia.

El modelo familiar prototipo de pareja hombre-mujer y varios hijos, que era el modelo que imperaba mayoritariamente hasta los años 80, ha cambiado, y esto nos enfrenta a nuevos retos. Por un lado, como manejar las separaciones o rupturas de pareja y por otro como manejarse en el día a día con los hijos

En estos días está en la mente de todos la desgracia vivida por la familia del niño de Almería, muerto a manos de la propia pareja de su padre. Un drama que ha conmocionado a toda España y sobre lo que tienen mucho que decir los psicólogos.

¿A qué retos se enfrentan los nuevos modelos de familia?
«No hay fórmulas mejores ni peores, simplemente hay fórmulas que funcionan o que no»

No es lo mismo las relaciones entre padres e hijos de parejas reconstituídas con hijos por ambas partes, que las personas que conviven solos con sus hijos. En el caso de los divorciados con hijos en común y de otros matrimonios, la cuestión fundamental es saber que rol cumple cada uno o qué función realiza dentro del sistema familiar.

Yo he conocido parejas en las que el ´novio de mamá` sí cumple función de padre, ejerce funciones normativas y tanto su mujer como los hijos de ésta saben perfectamente que esto es así. Sin embargo, en otras familias con el mismo formato, esto es diferente: el ´novio de mamá` (novio o marido) es simplemente un amigo o alguien en quien confiar, pero a la hora de las normas y de los cumplimientos de las mismas se apartan y dejan paso al padre biológico.

No hay fórmulas mejores ni peores, simplemente hay fórmulas que funcionan o que no, depende de cada caso. Otra cuestión tremendamente importante, entre los divorciados o en el caso de las separaciones, es el entendimiento después del cese de la convivencia. Demasiadas veces ocurre que las inquinas entre ex cónyuges se prolongan durante años y provocan un sufrimiento enorme en los hijos habidos en el matrimonio. Debemos pensar que nos separamos como pareja, pero que nunca dejaremos de ser padres. Ese vínculo es indisoluble. Serán adultos y lo que vivieron de niños les acompañará toda la vida.

¿Qué se puede hacer cuando se entra en conflicto y no hay acuerdo?

Debemos pensar que existen profesionales y servicios especialistas en mediación familiar. Ellos son los que nos pueden ayudar desde fuera a solucionar el convenio regulador y a solventar las cuestiones materiales que en muchas ocasiones se convierten en verdaderos ´frentes de batalla`.

¿Qué aspectos son los más dañinos para los hijos?
«Uno de los aspectos más dañinos para los hijos es la manipulación por parte de los padres»

Sin duda la manipulación por parte de los padres: el victimismo, querer presentarse ante el hijo como que somos la parte buena y la que tiene la razón. Cuando intentamos hacer creer a nuestro hijo que su padre o madre es ´malo` el daño es brutal, porque es imposible que un niño se sienta buena persona si proviene de alguien ´malo`. Generalmente, afecta a la autoestima y el daño emocional puede llegar a ser irreparable.

La realidad de los progenitores que hablan mal o cuestionan a sus ex parejas ante sus hijos, es que están haciendo un daño grave en la construcción de los modelos de referencia y están creando una confusión y un malestar que en algún momento se puede convertir en patológico.

¿De qué patologías estamos hablando?

Tristeza, ansiedad… depresión infantil. Malestar que en ocasiones pasa desapercibido o encubierto en la infancia y debuta en la adolescencia con problemas de conductas de riesgo. En cualquier caso, aunque los hijos salgan airosos, lo que sí que podemos afirmar es que lo pasan muy mal y les resulta tremendamente doloroso que los mayores que les rodean no se pongan de acuerdo.

En la mente de todos está el caso del pequeño Gabriel de Almería. ¿Qué puede pasar por la mente de una persona, una mujer en este caso, para actuar así?

Ciertamente no se sabe cuál fue la causa para que le hiciera daño hasta el punto de matarlo, pero una de las hipótesis que se barajan son los celos o el deseo de tener a su padre sin intromisiones y así poder vivir la vida en pareja sin obligaciones con el hijo.

No es fácil ganarte el corazón de un niño, hay que ser muy prudente y delicado en la convivencia. Debemos ganarnos el afecto del niño y su complicidad, para que se establezca un vínculo que en ningún caso puede equipararse al de su propia madre o padre. A partir de ahí, si el niño está cómodo, se alegrará de vernos y de estar con nosotros. Así mismo, los niños son extremadamente listos y sensibles para detectar personas que no tienen buenas intenciones o para sentir que algo no va bien, y en este sentido parece ser que Gabriel ya manifestó ante sus círculos de confianza que no estaba a gusto, ni confiaba en esta mujer.

Obviamente, una mente con rasgos psicopáticos (como podría ser el caso, aunque este extremo no está confirmado), podría interpretar que el niño era un obstáculo en su relación y por eso haber ejecutado una acción directamente con el objetivo de erradicar lo que para ella era un problema. No obstante, no podemos a día de hoy sacar conclusiones, porque no hay demasiadas informaciones definitivas. Es mejor ser prudentes.

¿Cómo ayudar a unos padres que viven una situación tan dramática?

EL proceso de duelo en estos casos, como te podrás imaginar, es el más largo y complicado que existe. EL hecho de perder a un hijo es el duelo más doloroso para una persona. Además, hay que añadir el agravante de que es una pérdida inesperada y violenta. En estos momentos es de vital importancia vivir el dolor y manifestar todo los que se piense y se sienta. Creo que va a haber una diferencia importante entre el duelo del padre y de la madre; el padre lo tiene mucho más difícil, al dolor de la pérdida hay que añadir la culpabilidad infinita que va a sentir por haber dejado entrar en la vida de su hijo a alguien que ha acabado asesinándolo.

La madre, con sus declaraciones pidiendo que cese la ira y la rabia, me ha hecho pensar que desde luego tiene mejor pronóstico. Se puede interpretar que la madre tiene unos resortes interiores que podrían aminorar en buena medida la pérdida. El hecho de que lo visualice nadando hacia el cielo, o interprete que debe dejarse para Gabriel un mensaje bonito, me hace pensar que, a pesar de la terrible pena que la acompañará durante toda su vida, será capaz de manejar sus emociones. Con el hecho de pedir que cesen los mensajes de odio, nos ha dado una lección de dignidad inmensa.

¿Cuáles serían sus recomendaciones generales?
«Lo importante es que nunca puedan reprocharnos que fueron infelices por las cosas que tuvieron que ver»

Recomiendo pensar en nuestros hijos a largo plazo, que pensemos que van a ser adultos algún día y que lo importante es que nunca puedan reprocharnos que fueron muy infelices por las cosas que tuvieron que ver con nosotros y que pudimos hacer de una manera más generosa y civilizada. También creo que se debe acudir a los profesionales cuando la situación lo hace necesario.