Las cremas solares no proporcionan protección total frente al melanoma

Se celebra el Día Europeo de Prevención del Cáncer de piel

- Escrito el 14 junio, 2018, 10:00 am
5 mins
Desde el Instituto de Neurociencias de Alicante, la doctora Berta L. Sánchez-Laorden recuerda que las cremas solares, aunque son imprescindibles para exponerse al sol, no proporcionan protección total frente a la radiación ultravioleta, la que favorece la aparición de melanoma, ni siquiera con factor protector 50
La Doctora Sánchez Laorden estudia las mestastasis cerebrales del melanoma, cuya incidencia ha aumentado en los últimos años y responden mal a los tratamientos actuales
En su laboratorio del Instituto de Neurociencias de Alicante buscan nuevos enfoques terapéuticos

Con el inicio del verano dentro de una semana, la exposición al sol es más frecuente. Aunque el uso de cremas solares con un factor de protección alto es fundamental para prevenir la aparición del melanoma, la doctora Berta López Sánchez-Laorden, del Instituto de Neurociencias de Alicante, recuerda que ni siquiera las de mayor protección protegen totalmente frente a los rayos ultravioleta que daña el material genético y favorecen la aparición de este cáncer de piel. Por eso es importante tomar el sol con moderación, evitando exponerse en las horas centrales del día. Estas conclusiones se derivan de un estudio que publicó la revista Nature, del que es coautora la doctora Sánchez-Laorden. Según la investigación, la radiación ultravioleta del sol puede llegar a la piel incluso con una crema solar con factor de protección 50.

La doctora Sánchez-Laorden es experta en el estudio de los procesos metastásicos derivados del melanoma, que son responsables del 90% de las muertes. El objetivo de su laboratorio es encontrar estrategias terapéuticas innovadoras. Para ello cuenta la ayuda de la Fundación Fero, fundada y presidida por el doctor José Baselga, que la ha becado recientemente con 80.000 euros. A esta cantidad se suma 200.000 dólares procedentes de otra beca, en este caso la “Career Development Grant”, otorgada por una fundación americana.

La doctora Berta L. Sánchez-Laorden señala que “hasta un 75% de los pacientes con melanoma avanzado, el cáncer de piel más agresivo, pueden desarrollar una metástasis cerebral. En sus primeras etapas, el melanoma se puede curar mediante cirugía, pero la enfermedad metastásica avanzada tiene mal pronóstico en la mayoría de los casos y, lamentablemente, las estrategias para tratar a estos pacientes siguen siendo ineficaces”.

Con el objetivo de diseñar mejores estrategias terapéuticas, en su laboratorio se hace un abordaje multidisciplinar, desde la oncología y la neurociencia, “que nos permita entender la biología del melanoma con metástasis cerebral y cómo evoluciona el sistema inmune del cerebro durante la progresión de la metástasis y en respuesta a los tratamientos”, explica.

En las últimas décadas la incidencia de estas metástasis se ha incrementado de manera significativa y es una de las principales causas de muerte. “El desarrollo de las terapias dirigidas y las inmunoterapias ha mejorado considerablemente el tratamiento del melanoma. Sin embargo, en parte por las características únicas del cerebro, las metástasis que provoca este cáncer de piel no responden de la misma manera que en otros órganos y el tratamiento no es tan efectivo”, precisa la doctora Sánchez-Laorden. Por eso la metástasis cerebral de melanoma maligno ha pasado a ser la tercera más frecuente, después de las originadas por el cáncer de pulmón y de mama.

Berta L. Sánchez-Laorden se unió al Instituto de Neurociencias CSIC-UMH en 2014 como investigadora postdoctoral en el grupo de la Dra. Ángela Nieto y, de 2016 a 2017, como investigadora Ramón y Cajal. Actualmente es Investigadora Principal y dirige la línea de investigación de Plasticidad Fenotípica en Melanoma. Doctorada en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad de Murcia, su carrera se ha centrado en el estudio de la biología del melanoma. Realizó su posdoc en dos prestigiosos centros británicos, el Institute of Cancer Research de Londres y el Cancer Research UK Manchester Institute.