La Formación Profesional Dual como alternativa

Tan solo el 3% de alumnos estudia una FP Dual, una modalidad que alterna la formación en el centro de enseñanza con la actividad formativa en la empresa

- Escrito el 04 septiembre, 2017, 11:00 am
10 mins

Las responsabilidades llegan antes de lo que esperamos. Tras haber cursado la Educación Secundaria Obligatoria (ESO), los jóvenes se ven en la tesitura de elegir lo que estudiarán en los próximos años. ¿Qué rama vas a escoger?, ¿qué vas a estudiar?, ¿a qué universidad irás?… son solo algunas de las preguntas a las que deben responder y que, de una manera u otra, condicionarán su futuro laboral.

En España, el 35% de jóvenes entre 25 y 34 años decide cursar bachillerato e ir a la universidad, una cifra que, según las conclusiones extraídas de ´Focus on Spanish Society`, el boletín editado por la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas), sitúa a España por encima de la media europea. El estudio revela que la mayor parte de familias españolas otorgan una gran importancia a la formación universitaria de sus hijos, sin tener en cuenta otras opciones igualmente válidas. Esta creencia ha provocado que muchos pasen por alto la opción de la Formación Profesional (FP), una modalidad de aprendizaje que carece de popularidad en España.

Aumento de matriculaciones
La crisis económica ha duplicado el número de matriculados en FP Dual pasando de los 462.492 en 2007 a los casi 800.000 del curso 2014/15

Lo cierto es que, a pesar de la escasez de alumnos que cursan una FP, la crisis económica ha hecho que el número de matriculados se haya duplicado en los últimos años. Los 462.492 que había en el curso 2007/2008 se convirtieron en 793.034 en el 2014/2015, unas cifras que, según revela el informe de la OCDE, siguen en aumento en este año 2017.

La FP ofrece estudios y aprendizajes encaminados a la inserción y actualización laboral. Además, las nuevas aportaciones a esta modalidad, como la creación de la FP Dual en el año 2012 y la F.P. Básica, establecida por la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) en el año 2013, ofrecen nuevas oportunidades.

Origen y características de la FP Dual
«La Formación Profesional Dual prepara al alumno tanto o más que una carrera universitaria y nada tiene que envidiar a ninguna de ellas» (M.A. Román)

La Formación Profesional Dual, es un sistema de aprendizaje que alterna la formación en el centro de enseñanza con la actividad formativa en la empresa. Esta técnica proporciona a los estudiantes la posibilidad de adquirir los perfiles formativos más demandados por las empresas, combinando la formación en el centro educativo con el inicio de su actividad profesional. Así lo afirma Miguel Ángel Román Pastor, Director del Departamento de Formación Profesional Dual en el Centro de Formación Profesional Ripollés: “A través de la FP Dual la empresa instruye al alumnado en función de sus necesidades, incrementando así su entrada al mercado de trabajo”.

Aunque en España sea relativamente reciente, el origen de la FP Dual data en Alemania a finales de los años 60. Posteriormente, esta modalidad de aprendizaje se extendió a los países centroeuropeos, donde hoy en día posee una larga y extensa tradición puesto que en torno al 60% de los estudiantes se acogen a este tipo de formación. Las cifras difieren en España, donde únicamente el 3% del alumnado se decanta por esta alternativa.

Requisitos básicos

Tal y como explica Miguel Ángel Román: “La Formación Profesional Dual se imparte en todas las comunidades autónomas, aunque depende de ellas la oferta formativa y las características específicas de cada uno de los programas”, y también los requisitos que deben cumplir los centros para ofertarla. El experto en FP Dual detalla cuáles son algunos de las condiciones que deben cumplir los centros de la Comunidad Valenciana: “En nuestro caso, todos los centros deben estar al corriente de sus responsabilidades tributarias. Asimismo, se debe realizar y firmar un convenio de colaboración con cada una de las empresas participantes, donde se especifican las obligaciones y derechos de cada una de las partes con el fin de garantizar la correcta formación del alumnado”.

Una alternativa gratuita y accesible para todos

La Modalidad Dual, al igual que la FP en los centros públicos, privados y concertados, es gratuita y no supone ningún coste extra. Además, algunas de las empresas que participan en la FP Dual, conscientes del esfuerzo que realizan los alumnos y como compensación por el trabajo realizado, pueden obsequiarles con alguna gratificación. Como apoyo económico, anualmente se ofertan becas o ayudas desde organismos públicos o privados destinadas a los alumnos con expedientes impecables. Así lo explica Miguel Ángel Román: “Desde nuestros centros nos encargamos de tramitar este tipo de ayudas, con el fin de que nuestros mejores alumnos estén en disposición de obtenerlas”.

La FP Dual es viable para los alumnos mayores de 16 años y para aquellos menores que cuenten con la autorización de sus padres o representantes legales, y que estén matriculados en un ciclo formativo de Grado Medio o Superior. El proceso de inscripción es sencillo. “Para inscribirse, los alumnos interesados que se ajusten a las necesidades de las empresas comenzarán la enseñanza Dual en el mes de febrero de su primer año bajo la tutela de expertos, tanto del centro educativo como de la empresa. Durante ese tiempo desarrollarán la mayor parte de la carga horaria, dejando el resto para los primeros trimestres del segundo año. Al finalizar el segundo curso, deberán realizar el período habitual conocido como Formación en Centros de Trabajo (FCT)”, explica el director del Departamento de FP Dual de la Academia Ripollés.

¿Formación Profesional o carrera universitaria?

A diferencia de las prácticas tradicionales en empresas que el alumno puede realizar durante su experiencia universitaria, las prácticas en la FP Dual se desarrollan a lo largo de todo el ciclo formativo y no comienzan hasta que este finaliza el período educativo. Entre los beneficios de esta alternativa, Román destaca la experiencia y la adquisición de conocimientos. “A través de esta técnica, el alumno puede aplicar en el mundo empresarial los conceptos teóricos aprendidos. Además, puede realizar más horas de prácticas y, si lo desea, podrá hacerlas en un sector diferente al que pertenezca la empresa donde realizará sus prácticas tradicionales”. Y añade: “Gracias a ello, el alumno podrá formarse en diferentes ámbitos y conocer más detalladamente las características de cada uno de ellos”.

Entonces, a la hora de escoger, ¿por qué nos decantamos?, ¿una FP o una carrera universitaria? Miguel Ángel Román opina que “la sociedad se ha acostumbrado a fijar un camino educativo ´ideal`; primero el alumno estudia en el colegio, luego realiza el Bachillerato y finalmente acaba en la universidad haciendo una carrera, pero no necesariamente ese es el camino perfecto para todos los alumnos”. El experto en FP Dual sostiene que “esta práctica prepara al alumno, tanto o más que una carrera universitaria” y que “nada tiene que envidiar a ninguna de ellas”.  Además, tal y como él defiende, “siempre que lo desee, el alumno podrá realizar una carrera universitaria tras finalizar su ciclo formativo, de modo que ambas elecciones son igualmente válidas y viables”. Se dice que todos los caminos conducen a Roma, y, en este caso, ambas opciones van a parar al mismo, el camino hacia un futuro laboral próspero.