La Concejalía de Jardines va a crear una zona de recreo en la Rambla y otra dentro del Parc Nou

El concejal de Jardines Francisco Verdú ha trasladado a la oficina técnica municipal la necesidad de habilitar una zona de recreo para los crevillentinos en el pinar situado en la parte norte de la Rambla de Castellar

- Escrito el 21 diciembre, 2017, 3:59 pm
3 mins

En estos momentos, los pinos que se plantaron años atrás tienen un tamaño considerable e idóneo para que los vecinos puedan disfrutar de la zona. Para ello la Concejalía de Jardines tiene previsto colocar varias mesas de picnic, y aprovechar que los fines de semana este tramo de la Rambla se cierra al tráfico. “Esta zona es ideal para que los crevillentinos puedan desplazarse al pinar y disfrutar de una jornada en familia con la bicicleta, patinar, pasear o simplemente pasar un momento de convivencia” Indica Verdú.

También el concejal ha comunicado que el juego infantil situado en la Rambla junto al rocódromo, se trasladará al Parc Nou, justificando que existen juegos idénticos a escasos cincuenta metros en el parque conocido como Datileros, donde   todos los días es frecuentado por niños y en el caso del situado al lado del rocódromo no tiene prácticamente uso, quedándose como una zona verde con sus bancos.

En referencia a la zona del Parc Nou, Verdú ha informado que se prevé unos arreglos para colocar mesas de picnic en la zona de pinar cercano a la puerta de acceso por la Avenida de Carmelitas Misioneras Teresianas.  También contara con el juego infantil y pavimento de seguridad, quedándose abierta la posibilidad de aumentar la zona infantil con nuevos juegos para distintas edades y adaptados. “Ya hace unas semanas la edil Lelia Laura solicitó juegos adaptados en el municipio y coincidiendo con la voluntad de esta concejalía se van a instalar juegos adaptados para el disfrute de todos los niños, sin distinciones”.

Con todas estas mejoras en el Parc Nou se creará un sector donde los vecinos puedan disfrutar también de la zona de pinar existente y de recreo.

Entre las dos zonas se colocarán 12 mesas y el suelo de pavimento de seguridad, como se está instalado en otras zonas infantiles del municipio y el juego de la Rambla. Estas intervenciones tienen un coste aproximado de 18.000€. Francisco Verdú ha señalado que espera que sean dos zonas que disfruten los vecinos, respetando siempre el entorno y el uso de las mismas.