Javier Asensio: «El pleno municipal votará la solicitud de dimisión del concejal de Deportes»

En el año 2015, la Comisión de Deportes y el Consell d’Esports -trató por iniciativa de todos los Grupos Municipales- alternativas para la atención de primeros auxilios en las instalaciones deportivas municipales

- Escrito el 23 marzo, 2018, 9:10 pm
7 mins

En consonancia el Pleno Municipal celebrado en diciembre del 2015 aprobó moción (con el voto en contra del PP), que acordaba disponer de un especialista en primeros auxilios que atendiera los accidentes deportivos en las instalaciones deportivas municipales. Para justificar su voto en contra de esta propuesta, el Concejal de Deportes Manuel Moyá adujo literalmente según acta del Pleno, que “era una actuación impropia de este ayuntamiento, porque era una competencia de la Consellería de Sanidad que era la que debía asumir el gasto”.

A pesar de haber sido aprobada esta Moción por el Pleno del Ayuntamiento de Crevillent, el Presupuesto Municipal presentado tres meses después -en marzo del 2016- por el gobierno del PP, no contemplaba ninguna partida que financiara este servicio. O sea, Manuel Moya como concejal de deportes no propuso a su gobierno que se atendiera este acuerdo plenario, una decisión antidemocrática. Pero también irresponsable, ya que a los crevillentinos/as -que usaban las instalaciones deportivas municipales- se les hurtaba la posibilidad de ser atendidos de manera inmediata ante un accidente sanitario grave.

Ante esta irresponsabilidad desde la oposición se presentaron enmiendas a los Presupuestos del 2016 y ante la necesidad de encontrar una mayoría suficiente para aprobarlos, el PP acepta finalmente las enmiendas del PSOE entre las cuales se contemplaba partida de 10.000 euros dirigida a financiar este servicio.

O sea, no por su voluntad sino por la necesidad de aprobar los Presupuestos, el PP y el Concejal de Deportes se vieron obligados a ceder.

Los Presupuesto 2016 se aprobaron en abril. En julio el Grupo Municipal Socialista denuncia en el Consell d’Esports y públicamente, que el servicio de emergencias sanitarias no se había puesto en marcha. Finalmente en septiembre del 2016 se inicia el servicio y con un coste de 9.900 euros se dota de técnico en emergencias sanitarias las instalaciones deportivas municipales hasta Febrero del 2017.

El servicio se mantuvo hasta Junio (final de temporada deportiva) con un coste de 6.600 euros, con cargo a la partida económica contemplada en el Presupuesto 2017.

En enero de este año 2018, familiares de deportistas accidentados alertaban de que no habían sido atendidos. El Grupo Municipal Socialista preguntó en la Comisión de Deportes la razón por la que no estaba en marcha el servicio. La sorpresa fue mayúscula cuando el Concejal de Deportes se justificó informando que en el mes de septiembre se había iniciado el expediente de contratación pero que se había quedado en un cajón por no haber personal para redactar el pliego y a la vez, que él pensaba que éste podría suponer un posible fraccionamiento de contrato.

Dos razones contradictorias, ya que si había fraccionamiento de contrato no se podía licitar, aunque hubiese personal para realizarlo.

La primera razón era inaceptable, porque si el Ayuntamiento por la razón que fuere no disponía del personal necesario para redactar un contrato, si tenía la potestad de licitar un servicio jurídico externo para elaborarlo.

Respecto a la segunda -si podía haber fraccionamiento de contrato- era muy fácil saberlo, solicitando un informe a los servicios jurídicos del Ayuntamiento de Crevillent o a los de la Diputación de Alicante.

No se llevó a cabo ni una ni otra acción. El Concejal de Deportes Manuel Moyá decidió no contratar el servicio, lo que supuso que desde septiembre del 2017 hasta marzo del 2018 dejara sin atención sanitaria urgente todas las instalaciones deportivas municipales. Y todo ello sin avisar a los Clubs, Asociaciones, equipos y usuarios en general de estas instalaciones. Tampoco informó de su decisión a la Comisión Municipal de Deportes ni al Consell d’Esports.

La denuncia pública por parte del Grupo Municipal Socialista, solicitando responsabilidades políticas a la Concejalía de Deportes y exigiendo la inmediata reposición del servicio, fue calificada por el Concejal de Deportes Manuel Moyá de “oposición destructiva cercana al acoso personal”.

La presión política y de los usuarios de las instalaciones deportivas –repartiendo hojas informativas y concentrándose antes del inicio del Pleno del 26 de febrero en la Plaza del Ayuntamiento- obró el milagro. Se licita de nuevo el contrato desde el pasado 1 de marzo hasta el 30 de junio de este año. Contratación que confirmó implícitamente que no había fraccionamiento de contrato y que no se había solicitado informe jurídico para saberlo, lo que evidencia que la decisión de eliminar el servicio se basaba en suposiciones que no se contrastaron como era obligación del Concejal de Deportes.

Como se puede observar por la sucesión de los hechos, Manuel Moyá titular de la Concejalía de Deportes es responsable del retraso en la puesta en marcha del servicio de Atención en emergencias sanitarias en las instalaciones deportivas municipales y lo que es más grave, de su eliminación durante medio año. Lo peor es que basó su irresponsable decisión en medias verdades y suposiciones, no informando de ello a los usuarios de las instalaciones deportivas ni en los órganos municipales correspondientes.

Es por todo ello que consecuentemente el PSOE solicita al Pleno que demande su dimisión como Concejal de Deportes o en su defecto, que el Alcalde de Crevillent que es quien lo designó para serlo, lo cese de su cargo.

Artículo firmado por Javier Asensio y Monserrat Pineda | Concejales del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Crevillent

Siguiente noticia