El Hospital del Vinalopó se une a la campaña “A Contramarcha Salva vidas”

El Departamento de Salud apoya esta iniciativa que impulsa la colocación de las sillas infantiles a contramarcha del coche para minimizar el daño de los menores en caso de accidente

- Escrito el 26 agosto, 2017, 11:36 pm
4 mins
  • Jesús Rodríguez, Ciudadano Ponle Freno, resolverá todas las dudas de los padres que asistan a la charla en el salón de actos el próximo lunes 28 de agosto a las 16.00 horas

El Salón de Actos del Hospital Universitario del Vinalopó acoge el próximo lunes 28 de agosto una charla de educación maternal bajo el lema “Seguridad vial para familias”. De esta forma, el Departamento de Salud se suma al movimiento “A contramarcha salva vidas” que tiene como objetivo reducir la probabilidad de que los pequeños sufran daños graves, irreversibles o fatales.

Y es que, existe una posición alternativa a la tradicional de instalar las sillitas infantiles de modo que los pequeños miren hacia adelante. Colocando a los niños en posición contraria a la marcha el sistema de retención absorbe el impacto y el niño no sufre un golpe tan seco contra los arneses, como ocurre en el caso contrario.

El movimiento “A Contramarcha Salva Vidas” consiste en concienciar sobre la importancia de transportar a los más pequeños en el coche de una manera concreta (de espaldas a la marcha) y más segura. La ley obliga a llevar a los más pequeños en sus respectivos sistemas de retención, sin embargo, no hay ninguna que imponga o exija hacerlo a contramarcha. Para esclarecer y explicar a todos los padres los beneficios de colocar de esta manera a los niños en sus vehículos, surge “A Contramarcha (ACM)”, que tiene como objetivo evitar lesionados en accidentes.

Jesús Rodríguez, ciudadano Ponle Freno, será el encargado de informar y resolver dudas a todos aquellos interesados que se quieran acercar hasta el hospital. Como líneas básicas de sus exposiciones, Jesús recuerda la necesidad de que los niños menores de cuatro años viajen a contramarcha, que no todo lo homologado tiene que ser seguro y que incluso una buena silla puede resultar inútil si no está bien montada.

Ventajas de ir a contramarcha

Según el movimiento ACM, la gran ventaja es la seguridad de los niños. Como prueba de ello, los países escandinavos que han adoptado esta medida son los que tienen la tasa más baja de mortalidad infantil en el mundo.

No hay duda de que los niños tienen un índice de desarrollo completamente distinto a los de los adultos. Sus cabezas, cuellos y espaldas tienen un nivel menor de resistencia a un impacto, son mucho más frágiles que las partes de un adulto.

Si tenemos en cuenta esas tres partes en la edad de un recién nacido y en la de un adulto, las proporciones son muy distintas: la cabeza de un bebé representa alrededor del 20% del cuerpo, mientras que en la de un adulto el porcentaje en relación a todo el cuerpo es menor; el cuello de un recién nacido es muy corto y apenas produce fuerza, en una persona de unos 20 años, la evolución es notable.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenCrevillent.com