El gobierno exige más transparencia a los municipios alicantinos

Recorremos la provincia para verificar si los ayuntamientos cumplen las condiciones de la nueva Ley de Contratos Públicos

- Escrito el 26 marzo, 2018, 10:00 am
20 mins

El pasado 8 de marzo entró en vigor la actual Ley de Contratos del Sector Público. Aunque en un principio se aprobó en el Congreso sin ningún voto en contra, hubo cierta discordia cuando subió al Senado.

En la Cámara Alta, el PP introdujo varias enmiendas así que el proyecto acabó retornando al Congreso. La principal modificación propuesta por los populares fue restablecer los convenios de empresa como prioritarios en vez de los sectoriales (normalmente éstos últimos tienen mejores condiciones salariales para los trabajadores).

La diputada socialista acusó al gobierno de “haberse quitado la máscara” con este cambio y de querer “mantener la precariedad de los salarios”. En la misma línea se manifestaron Unidos Podemos, el PNV y los nacionalistas catalanes. Finalmente las enmiendas del PP se rechazaron por solo 7 votos de diferencia, por lo que quedó aprobado el proyecto original.

Transparencia

Aunque el debate plenario se centró en los salarios laborales, lo cierto es que dicha ley va mucho más allá y también profundiza en la transparencia política de los municipios.

Según se manifestó desde el gobierno, el objetivo principal es dificultar la corrupción y el tráfico de influencias en las administraciones locales. Así mismo, se pretende buscar una mejor relación calidad-precio en los contratos públicos.

Entre otras cuestiones, el texto legal suprime la posibilidad de contratación sin publicidad, salvo en casos muy menores (contratos inferiores a 15.000 euros en servicios y 40.000 en obras).

Además, también se establece la obligación de la factura electrónica, la posibilidad de pago directo de la Administración a los subcontratistas y se simplifica la burocracia para los licitadores, favoreciendo el acceso a las pymes.

Provincia de Alicante
«Solo un 40% de los ayuntamientos alicantinos tienen un portal web de transparencia funcionando» A. Ballester (diputado provincial PP)

Una ley bastante ambiciosa, que lleva a preguntarnos si las administraciones municipales de la provincia de Alicante son suficientemente transparentes, y si están realmente preparadas para cumplir con todas estas nuevas obligaciones legales.

“Siendo generosos, yo diría que apenas un 40% de los ayuntamientos alicantinos poseen actualmente portales de transparencia que estén actualizados y en completo funcionamiento”, nos comenta Adrián Ballester (PP), diputado provincial de Transparencia y concejal en Redován.

Aún así, la provincia de Alicante es la más avanzada de la Comunidad Valenciana en esta materia, según un reciente estudio de la Conselleria de Transparencia. Además, en el ranking que elabora DYNTRA (Dinamic Transparency Index), la Diputación alicantina se sitúa como la novena más transparente de toda España.

Más personal y medios

Ballester piensa que se han logrado importantes avances. “En los últimos años desde la Diputación hemos organizado cursos de formación a funcionarios municipales para que aprendan los nuevos procedimientos en la materia”.

Además, el diputado señala que la propia institución provincial crea portales de transparencia a todos los ayuntamientos que lo solicitan. “La localidad alicantina que aún no lo tiene, es porque no ha querido”, afirma.

Aún así, recuerda que poseer dichos portales “no sirve de nada” si los ayuntamientos no ponen a nadie que los actualice con contenido. “Ahora con la nueva ley será necesario que cada ayuntamiento tenga al menos a un encargado, incluso en los municipios pequeños. Habrá que tramitar muchísimos contratos” advierte Ballester.

Por esto, pide al Ministerio que sea más flexible y deje contratar nuevo personal a las administraciones. “Si los contratos no se publican, los ayuntamientos estarán cometiendo un delito de prevaricación” sentencia.

Elche
«En Elche publicamos los contratos públicos, los sueldos, los viajes y hasta los regalos que recibimos» E. Díez (concejala Compromís)

Precisamente el actual presidente de la Red Nacional de Entidades Locales por la Transparencia y la Participación Ciudadana de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) es un alcalde de esta provincia. Se trata de Carlos González, regidor socialista de Elche.

La encargada del área de Transparencia en dicha localidad es la concejala Esther Díez (Compromís), quien atiende gustosa a este periódico. “Para nuestro gobierno se trata de un tema esencial. Cuando llegamos no había ni portal donde publicitar los contratos. Ahora ponemos aquí también los sueldos de los ediles y asesores, los presupuestos, los viajes oficiales e incluso los regalos que recibimos”.

De hecho, el consistorio ilicitano ha puesto en vigor una curiosa iniciativa. Todos los concejales en el gobierno han firmado un código ético por el que se comprometen a no aceptar obsequios superiores a 50 euros. En cuanto a los inferiores, deben hacerlos públicos especificando el objeto, la cuantía y de quién procede dicho regalo.

Problemas
«El ayuntamiento de Elche presume de participación ciudadana, pero a la hora de la verdad no cuentan con nadie» D. Caballero (concejal Ciudadanos)

Sin embargo, desde la oposición, David Caballero (Ciudadanos) advierte que no es oro todo lo que reluce. “Hace nueve meses tuvimos que elevar una queja porque el Ayuntamiento tenía totalmente abandonado el portal. No lo habían actualizado desde 2016”, asegura a este periódico.

Según el portavoz naranja hay “un total retraso a la hora de publicar los contratos públicos, los viajes del equipo de gobierno, las facturas o los gastos”. Además, también afirma que el gobierno apenas fomenta la participación ciudadana en los asuntos políticos.

“Dicen que tienen unos presupuestos participativos, pero a la hora de la verdad Compromís no respeta los votos de la gente. Les dan una valoración u otra a su antojo. Tenemos mucho que mejorar aún”, sentencia Caballero.

El líder de Ciudadanos en Elche pone como ejemplo la peatonalización de la Corredera. “Han presentado este proyecto sin contar con nadie. Ni los vecinos, ni los comerciantes, ni con el resto de grupos políticos”.

Nuevos medios

Esther Díez rechaza estas críticas y asegura que los presupuestos participativos funcionan perfectamente. “Lo que ocurre es que hay propuestas que son inviables desde el punto de vista legal o práctico”.

La concejala asegura que están trabajando por ofrecer nuevas formas de transparencia municipal. “En breve vamos a crear un visor presupuestario. Los ciudadanos podrán seguir en tiempo real en qué gastamos el dinero de sus impuestos”.

Para cumplir completamente con la nueva ley de Contratos Públicos, se ha creado un portal específico en la concejalía de Comunicación. “Aquí compartimos todo el proceso de contratación, en vez de simplemente publicar el contrato final” presume Díez.

Sin embargo, David Caballero es poco optimista hacia la labor política del Ayuntamiento. “Afortunadamente el área de Contratación depende más de los funcionarios que de los políticos. Pero si al PSOE y a Compromís ya les costaba cumplir la antigua ley, veremos qué pasa con la nueva que es más exigente” afirma.

Alicante
Transparencia Internacional reconoció al Ayuntamiento de Alicante como uno de los más transparentes de España

El pasado mes de agosto Transparencia Internacional España evaluó los 110 municipios más poblados del país con un ranking. Elche obtuvo una puntación aceptable, ocupando el puesto 48. Alicante logró situarse aún más arriba, entre los 25 primeros.

Desde la Concejalía de Transparencia se felicitan de este logro. “Antes de esta legislatura estos informes eran muy negativos. Desde que entramos nosotros hemos trabajado día a día para mejorar esto, con actualizaciones constantes en la web y redes sociales”.

Actualmente el ayuntamiento alicantino tiene su portal web de transparencia en proceso de modificación debido al cambio de concejalías, pero sigue estando en funcionamiento. “Todos los expedientes y propuestas que se aprueban desde el Ayuntamiento se cuelgan en la web. Aquí es posible encontrar información sobre todas las áreas. Estamos reuniéndonos con todos los técnicos y el interventor para trabajar en la aplicación de la nueva Ley de Contratos Públicos”, nos señalan.

‘Caso micrófono’

“Nuestra realidad diaria es muy diferente a lo que puedan señalar los rankings”, defiende Mari Carmen de España, edil del Partido Popular. La representante popular pone de ejemplo el célebre ´caso del micrófono oculto` que apareció recientemente en el despacho de la concejala de Urbanismo, Eva Montesinos (PSOE).

“Toda la oposición hemos pedido informes sobre este hallazgo, y no nos han dado nada. Parece ser que no les interesa que se sepa qué ha sucedido ni en qué circunstancia” señala de España. “Éste no es un caso aislado, el gobierno municipal nunca nos facilita ninguna documentación ni nos dan respuestas claras”.

Aunque en teoría Alicante sea uno de los ayuntamientos más transparentes de España, la concejala popular denuncia que en la práctica la ciudad sufre un gran atasco. “Invito a cualquier ciudadano a comprobar la fecha del último contrato de cuantía menor publicado en la web”, responde respecto a si cree que el Consistorio está preparado para cumplir con la nueva ley.

Orihuela
El vicepresidente de la Red de Ciudades Transparentes es el alcalde Bascuñana, pero Orihuela está a la cola del ranking

Precisamente en la Vega Baja están los dos ayuntamientos alicantinos que peor parados salen en este mencionado ranking de Transparencia Internacional.

El penúltimo de la provincia es Orihuela (puesto 94 de 110 a nivel nacional), un hecho que contrasta con que su alcalde, Emilio Bascuñana (PP), sea el vicepresidente de la Red de Ciudades por la Transparencia de la FEMP.

Por esto el PSOE oriolano ha pedido públicamente la dimisión de Bascuñana como vicepresidente de esta organización “por decencia y por vergüenza”. El concejal socialista Víctor Ruiz explica porqué Orihuela no es capaz de escalar posiciones en el ranking. “Hemos aprobado una ordenanza hace un año, pero el gobierno municipal no la está cumpliendo”.

Torrevieja
«En Torrevieja no se ha publicado ni un contrato en la legislatura. Somos el hazmerreír de la Generalitat» E. Dolón (concejal PP)

“El caso de Torrevieja es el más grave de la provincia. Es una ciudad de 80.000 habitantes y ni siquiera tiene portal de transparencia”, señala el diputado provincial Adrián Ballester. Efectivamente, la localidad torrevejense ocupa el peor puesto de toda la provincia, y el quinto por la cola en el ranking nacional de Transparencia Internacional España.

“Recuerdo cuando, en su discurso de investidura, el alcalde José Manuel Dolón (Los Verdes) dijo que iba a poner ‘las paredes de cristal y abrir el Ayuntamiento a los ciudadanos’. Pues ahora resulta que somos el hazmerreír de la Generalitat” se lamenta Eduardo Dolón, portavoz del PP en esta localidad.

El antiguo alcalde popular de Torrevieja recuerda que cuando él gobernaba la oposición se quejaba continuamente de la poca transparencia del consistorio. “Es irónico. Desde que llegó este cuatripartito de izquierdas no han publicado ni un contrato en las plataformas. Estábamos en el puesto 40 y nos han hecho bajar hasta la cola del ranking” denuncia.

Guardamar y Redován
Guardamar del Segura y Redován han impulsado un novedoso sistema de videoactas

Aunque Orihuela y Torrevieja suspendan en la materia, sí encontramos ejemplos más positivos en otras localidades menores de la Vega Baja. De hecho, Guardamar del Segura y Redován (gobernadas por PSOE y PP respectivamente) han sido pioneras en utilizar un nuevo sistema: las videoactas.

“Me gusta usar a mi pueblo como ‘conejillo de indias’ para hacer nuevas pruebas en transparencia”, bromea el concejal redovanero Adrián Ballester. “Este sistema ha funcionado realmente bien y ya estamos a punto de usarlo también en la Diputación”.

Se trata de una plataforma web a través de la cual es posible acceder a todas las intervenciones en el pleno municipal, clasificadas por concejales, grupos políticos, puntos del orden del día, etc.

“Con este portal se ayuda muchísimo al trabajo de los periodistas y los investigadores. También facilita el acceso a cualquier ciudadano que quiera informarse de un tema concreto” nos comenta Ballester.

Santa Pola

Otra localidad donde también existe gran polémica es en Santa Pola. Aunque aquí el Ayuntamien­to sí tiene portal de transparen­cia, la oposición denuncia cons­tantemente que está de adorno.

“La web está abandonada y muchos enlaces ya ni siquiera funcionan. Cada vez que pregun­to, me dicen que se arreglará en 15 días. Llevamos así desde agosto”, nos explica Eva Mora, portavoz de Ciudadanos.

Desde el PP tampoco entien­den que el gobierno de la alcal­desa Yolanda Seva (PSOE) ni siquiera sea capaz de tener una página municipal que se adapte a los móviles. “Hoy en día más del 40% de los usuarios navegan por internet con estos dispositi­vos. Encima está mal diseñada y estructurada”.

La oposición tiene claro que Santa Pola no está en el cami­no de cumplir la nueva ley. “Los famosos profetas de la transpa­rencia, al final son los que han llenado al Ayuntamiento de nie­bla y penumbra. Van a tener que ponerse las pilas porque si no les pillara el toro”, nos indican desde el grupo popular.

Central de contratación

En definitiva, algunos ejemplos positivos, otros negativos y muchas incógnitas sobre si los ayuntamientos alicantinos podrán cumplir realmente con la nueva ley de Contratos Públicos.

“Desde la Diputación vamos a intentar ayudarles reformando la central de contratación. Nuestro objetivo es permitir que cualquier localidad pueda adherirse para firmar contratos sin tener que licitar por ellos”, explica Adrián Ballester.

El diputado provincial de Transparencia nos cuenta que ya han licitado un contrato común de energía eléctrica para varias localidades de la provincia, así como otro de seguros y recientemente también otro de software para Policías Locales.

“Así evitamos burocracia a los ayuntamientos. Todos necesitamos energía eléctrica o seguros, así que la idea es que estos grandes contratos se hagan directamente por la Diputación”.

Interés ciudadano

No obstante, el papel del ciudadano también es clave en estas cuestiones. Esther Díez, concejala de Elche, nos reconocía que su portal municipal de transparencia no tiene tantas visitas como le gustaría. “La ciudadanía nos lo demanda pero luego, cuando ofrecemos los medios, no se hace un uso muy intenso”.

La edil de Compromís también recuerda que hay otras maneras complementarias de acceder a la información. “Es normal que mucha gente prefiera solicitarla por la vía tradicional, a través de las oficinas del Ayuntamiento. Incluso se ofrece la posibilidad de intervenir en los plenos”.

En cualquier caso, todos coinciden en que este campo aún tiene mucho por explorar y todavía conviene seguir trabajando por mejorar en hacer nuestras administraciones más transparentes.