Compromís propone la creación de un área canina en la zona sur y la paralización del ADN canino

Con la nueva contrata de limpieza viaria se incorporarán 4 “pipicanes” en la localidad y un área de esparcimiento canina Jesús Ruiz, Portavoz adjunto del Grupo Municipal de Compromís ha valorado que esta incorporación supone un avance en cuanto a la incorporación de este tipo de instalaciones novedosas en el municipio, ya que es un proyecto que siempre han apoyado y Compromís ha intentado incorporar desde hace muchos años.  Aunque añade que la actual propuesta de instalar cuatro “pipicanes” y una zona de esparcimiento son insuficientes para toda la localidad. La propuesta de Compromís es instalar una nueva zona canina en la zona sur, ya que la que se propone está ubicada junto a la ciudad deportiva norte y la cantidad de población de la zona sur así como la presencia de numerosos vecinos con perros hace necesaria un área canina en esta zona. Así mismo en la distribución de los “pipicanes” se ha solicitado al Gobierno Municipal que estudie una ubicación en la zona centro ya que ha quedado marginada en la actual distribución. También se propuso que se estudie su tamaño ya que la actual medida de 3’10 x 2’10 m determinan un espacio pequeño para la función que tienen. Jesús Ruiz ha explicado que la limpieza que se pretende llevar en estas zonas es insuficiente, ya que la desinfección y esterilización de las zonas se realizará una vez a la semana, e incluso uno de los “pipicanes”, el que se dispondrá en la Avenida Sanchis Guarner, se encuentra en una zona de tránsito escolar, lo que puede suponer una acumulación de malos olores y suciedad que puede causar molestias en los vecinos y problemas de salubridad para los niños que transitan esta zona para ir a los centros educativos. Para el próximo pleno también se dictaminó, en la última Comisión de Régimen Interior, eliminar la suspensión de los artículos de la Ordenanza Reguladora de tenencia de animales de compañía que se estableció por acuerdo plenario del 28 de septiembre de 2015, lo que supondrá la aplicación del ADN canino como forma de identificación de los animales y de sus dueños. Ante esta aplicación del ADN canino, Compromís ha propuesto que se realice en tres fases. «Una primera de información y concienciación con una campaña potente, eficaz y duradera para reforzar las actitudes cívicas de recogida de los excrementos» Para Compromís es indispensable que en una segunda fase, por parte del Ayuntamiento, se valoren durante un tiempo el funcionamiento de los “pipicanes” y del área canina, adaptando estas zonas a las necesidades que se vayan presentando por parte de los usuarios. Una vez valoradas estas fases de información, sensibilización y evaluación del funcionamiento de los “pipicanes” y del área canina se debería valorar la adecuación del control de los excrementos a través del ADN de los perros. Además de estas pruebas, también es necesario aplicar un régimen sancionador para aquellos ciudadanos que no actúan de forma cívica puedan recapacitar por sus actos y decidan contribuir a poder mantener nuestro municipio limpio. Por otro lado Compromís propone que se mantenga la suspensión de la ordenanza del ADN, aunque Jesús Ruiz ha explicado que Compromís no está en contra de que finalmente se pueda identificar a los perros por la prueba de ADN, pero consideran que antes de aplicar esta medida se deben llevar a cabo estas actuaciones previas. Compromís considera las medidas adoptadas un avance positivo, aunque seguirán trabajando para incrementar la concienciación de los propietarios de los perros, que en su mayoría recogen los excrementos de sus mascotas, y para seguir mejorando la convivencia y la limpieza de nuestras calles. Post Views: 132

- Escrito el 26 enero, 2017, 7:28 pm
5 mins

Con la nueva contrata de limpieza viaria se incorporarán 4 “pipicanes” en la localidad y un área de esparcimiento canina

Jesús Ruiz, Portavoz adjunto del Grupo Municipal de Compromís ha valorado que esta incorporación supone un avance en cuanto a la incorporación de este tipo de instalaciones novedosas en el municipio, ya que es un proyecto que siempre han apoyado y Compromís ha intentado incorporar desde hace muchos años.  Aunque añade que la actual propuesta de instalar cuatro “pipicanes” y una zona de esparcimiento son insuficientes para toda la localidad.

La propuesta de Compromís es instalar una nueva zona canina en la zona sur, ya que la que se propone está ubicada junto a la ciudad deportiva norte y la cantidad de población de la zona sur así como la presencia de numerosos vecinos con perros hace necesaria un área canina en esta zona. Así mismo en la distribución de los “pipicanes” se ha solicitado al Gobierno Municipal que estudie una ubicación en la zona centro ya que ha quedado marginada en la actual distribución. También se propuso que se estudie su tamaño ya que la actual medida de 3’10 x 2’10 m determinan un espacio pequeño para la función que tienen.

Jesús Ruiz ha explicado que la limpieza que se pretende llevar en estas zonas es insuficiente, ya que la desinfección y esterilización de las zonas se realizará una vez a la semana, e incluso uno de los “pipicanes”, el que se dispondrá en la Avenida Sanchis Guarner, se encuentra en una zona de tránsito escolar, lo que puede suponer una acumulación de malos olores y suciedad que puede causar molestias en los vecinos y problemas de salubridad para los niños que transitan esta zona para ir a los centros educativos.

Para el próximo pleno también se dictaminó, en la última Comisión de Régimen Interior, eliminar la suspensión de los artículos de la Ordenanza Reguladora de tenencia de animales de compañía que se estableció por acuerdo plenario del 28 de septiembre de 2015, lo que supondrá la aplicación del ADN canino como forma de identificación de los animales y de sus dueños. Ante esta aplicación del ADN canino, Compromís ha propuesto que se realice en tres fases.

«Una primera de información y concienciación con una campaña potente, eficaz y duradera para reforzar las actitudes cívicas de recogida de los excrementos»

Para Compromís es indispensable que en una segunda fase, por parte del Ayuntamiento, se valoren durante un tiempo el funcionamiento de los “pipicanes” y del área canina, adaptando estas zonas a las necesidades que se vayan presentando por parte de los usuarios.

Una vez valoradas estas fases de información, sensibilización y evaluación del funcionamiento de los “pipicanes” y del área canina se debería valorar la adecuación del control de los excrementos a través del ADN de los perros.

Además de estas pruebas, también es necesario aplicar un régimen sancionador para aquellos ciudadanos que no actúan de forma cívica puedan recapacitar por sus actos y decidan contribuir a poder mantener nuestro municipio limpio.

Por otro lado Compromís propone que se mantenga la suspensión de la ordenanza del ADN, aunque Jesús Ruiz ha explicado que Compromís no está en contra de que finalmente se pueda identificar a los perros por la prueba de ADN, pero consideran que antes de aplicar esta medida se deben llevar a cabo estas actuaciones previas.

Compromís considera las medidas adoptadas un avance positivo, aunque seguirán trabajando para incrementar la concienciación de los propietarios de los perros, que en su mayoría recogen los excrementos de sus mascotas, y para seguir mejorando la convivencia y la limpieza de nuestras calles.

Los artículos firmados por redacción son aquellos remitidos por terceros para su publicación en el diario digital AQUÍenCrevillent.com