Compromís per Crevillent: «Más vale tarde que nunca»

“El Alcalde no prorroga el mantenimiento de las fuentes, tras los reiterados incumplimientos del contrato denunciados por Compromís per Crevillent, en el que se pagaban servicios de mantenimiento en fuentes que no estaban operativas o estaban averiadas”

- Escrito el 09 noviembre, 2017, 6:29 pm
3 mins
Comunicado de prensa del Grupo Municipal Compromís per Crevillent

El grupo Municipal de Compromís considera que la decisión del Gobierno municipal de no prorrogar el contrato de mantenimiento de fuentes ornamentales municipales es una decisión correcta pero que llega tarde.

Este contrato que se firmó por el Ayuntamiento y la empresa IMESAPI, S.A. en octubre de 2014, con una duración de dos años, y un coste anual al Ayuntamiento de 22.001.65 €, no ha servido desde el primer momento para cumplir su finalidad que era el mantener en perfecto estado de funcionamiento y limpieza de las fuentes que tenemos en el municipio.

El Concejal Marcelino Giménez recuerda que esa situación ha venido siendo puesta en conocimiento del gobierno local por parte de Compromís a los pocos meses de la entrada en vigor del contrato, al comprobar la situación de abandono y falta de mantenimiento de muchas de ellas, incluso ha habido fuentes que estando en el pliego de condiciones y por lo tanto incluidas en el contrato, no han funcionado nunca desde el primer momento.

A pesar de los reiterados escritos, peticiones  en comisión y en el pleno, respecto a esta situación, incluso aportando reportajes fotográficos para mayor ilustración, desde el Gobierno Municipal en ningún momento se ha actuado al respecto en cuanto a la exigencia del cumplimiento correcto del contrato, por el que se le ha venido pagando a la empresa el precio acordado de 22.001, 65 € anuales, es mas a pesar de todo esto en el 2016 vencía el contrato, y por parte del Gobierno Municipal se le prorrogo automáticamente un año más, a pesar de estar avisado y ser conocedor del incumplimiento reiterado del mismo.

Ahora después de tres años consintiendo esta situación, el Alcalde mediante un decreto de fecha del 26 de octubre, desestima la solicitud de segunda prórroga del contrato, con el argumento de que se prevé una reducción de fuentes.

Compromís considera que esta es una muestra más de la inoperancia del Gobierno Municipal que es incapaz de actuar y resolver los problemas, de forma diligente, y como siempre toma las decisiones cuando la situación se hace insostenible, y además con tal de no reconocer los incumplimientos utilizando excusas como que en un futuro se van a reducir el número de fuentes a mantener, cuando la reducción ya se hizo hace meses y se ha seguido pagando el mismo precio.